Sans surprise, les hommes d√©j√† connus pour avoir une maladie cardiaque grave avec tarif de la dysfonction √©rectile pire de tout, les chercheurs australiens ont trouv√©. O√Ļ achat priligy france vous avez trouv√© une pharmacie online ici https://trendpharm.com/ #priligy . Lorsque des probl√®mes se produisent dans la chambre, les √©motions peuvent ex√©cuter √©lev√©. Si vous avez commenc√© √† √©viter les rapports sexuels par crainte de ne pas obtenir une √©rection, votre partenaire peut commencer √† vous pensez ne trouvent plus attrayants. Sentiments se blessent. En couple commencent √† se sentir moins intime. Le ressentiment se insinue. Una disfunci√≥n er√©ctil es la impotencia de obtener o mantener una erecci√≥n. comprar viagra en barcelona saber cu√°l es el medicamento ideal para usted depende de diferentes factores.

Carta a Foro de Organizaciones Feministas

16 Octubre

logo2p

 

 

 

Mesoamérica, 13 de octubre de 2012.

Estimadas compa√Īeras del  Comit√© Organizador   Foro de Organizaciones Feministas previo a la

XII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe de la CEPAL

Magaly Pineda y Sergia Galv√°n

 

Estimadas todas

Muchas gracias por haber invitado a la Confluencia Feminista Mesoamericana Petateras a ser parte de este Encuentro previo a la XII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, la que celebra la CEPAL y permite evaluar avances y retrocesos de los acuerdos de los gobiernos en el marco del Consenso de Brasilia.

Les hacemos llegar un saludo cálido y sororal a todas las presentes en el Foro, de parte de las feministas que integramos las Petateras. Muy lamentablemente no pudimos asistir al Foro, por razones económicas.

Tomando en cuenta que el Foro de Organizaciones Feministas compartirá y hará llegar a los gobiernos, durante la XII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, recomendaciones y propuestas del movimiento feminista y de mujeres, compartimos nuestras preocupaciones a Ustedes, en el ánimo que puedan ser incorporadas en la presentación que se haga frente a los gobiernos:

1. Si bien el documento se denomina ‚ÄúLas mujeres en la econom√≠a digital, Superar el umbral de la desigualdad‚ÄĚ, no reconoce que mujeres y hombres vivimos en una econom√≠a capitalista, que hay un impacto del neoliberalismo en las mujeres y en sus comunidades. Tampoco indica que las pol√≠ticas neoliberales han desarticulado el tejido social, comunitario, familiar y de relaciones interpersonales que caracterizaban las relaciones sociales en la regi√≥n, como se√Īala la Petateras y comunicadora Mar√≠a Su√°rez[1].

Para hablar de la econom√≠a, el documento referido, menciona la inserci√≥n en el mercado laboral, el acceso y uso de la econom√≠a digital. Incluso, cuando se muestra la existencia de nuevos enfoques sobre el desarrollo, se refieren a los gobiernos, las empresas y la ciudadan√≠a. Se nombra un modelo de desarrollo con igualdad, sustentado en empleo, crecimiento de productividad, bienestar social y sostenibilidad. √önicamente se cita el cuidado de las personas, entre los elementos centrales de dicho modelo.  

3. Como feministas, hemos reconocido el tejido social que se ha venido desbaratando con las pol√≠ticas econ√≥micas capitalistas y patriarcales, ‚Äúestaba construido sobre la base de la sobreexplotaci√≥n, exclusi√≥n y discriminaci√≥n de las mujeres porque todas las formas de sociedad en las que se han apoyado todas las expresiones del capitalismo han sido patriarcales. Todas esas expresiones nacieron y se desarrollaron en una relaci√≥n simbi√≥tica que luego con el neoliberalismo y ahora con la globalizaci√≥n corporativa cobran su m√°xima integraci√≥n‚ÄĚ[2].

Por eso las Petateras afirmamos que no se trata de re-construir el tejido social desbaratado, sino de buscar las claves para hilar un nuevo tejido ‚Äúque no est√© sustentado sobre las espaldas de las mujeres‚ÄĚ.

3. Reconocemos que las Tecnolog√≠as de Informaci√≥n y Comunicaci√≥n, TIC, pueden ser aliadas para alcanzar la igualdad y ayudar a reducir la equidad de g√©nero; y que el acceso a las TIC es indispensable para acceder a oportunidad en un contexto de desarrollo tecnol√≥gico, como se√Īala el referido documento. Pero no dejamos de reconocer que los intereses de las mujeres han sido ‚Äúdescuidados‚ÄĚ injustamente, por partida grande.

Por ello, insistimos que si la econom√≠a, el bienestar y las tecnolog√≠as son dimensiones claves e interconectadas a tener en cuenta para el dise√Īo de pol√≠ticas p√ļblicas de igualdad de g√©nero, se hace urgente que la econom√≠a, el crecimiento econ√≥mico, dejen de ser vistos en t√©rminos de la expansi√≥n del ingreso nacional, el producto bruto total de un pa√≠s, o alguna otra medida de ingreso, como bien plantea el N√≥bel de Econom√≠a 1998, Amartya Sen[3].

Una nueva economía debe ser vista como parte de una nueva visión del desarrollo humano, más allá de expectativas de vida, analfabetismo, educación, entre otras cosas que no se han garantizado. La economía debe ser precisada con relación al tipo de vida al que aspiran las personas; cómo los valores agregados (o ingresos) de una nación, se reflejan en la vida de la gente, particularmente de las mujeres.

El desarrollo humano, en una nueva visión de la economía, requiere tener una sociedad democrática como requisito, para que sean las personas quienes definan vivir la vida que quieran llevar, sin las restricciones de la pobreza o factores como un gobierno autoritario, remarca Sen.

La democracia es muy importante por s√≠ misma y porque garantiza la habilidad del ser humano para decidir; y en los nuevos modelos de sociedades democr√°ticas, el debate p√ļblico es una fuente importante para un cambio social, para decidir el rol del Estado y del sector privado, qu√© balance debe haber, en un sistema donde ambos rindan cuentas. Siempre teniendo en el centro el inter√©s de las personas, las mujeres particularmente, la raz√≥n y la sociedad. Queremos que la gente est√© a cargo y en control, dir√≠a Amartya Sen.

4. Las integrantes de la Confluencia Feminista Mesoamericana Petateras, desarrollamos actualmente el ‚ÄúObservatorio por una Cultura Emancipatoria‚ÄĚ, en interacci√≥n aut√≥noma con nuevas expresiones de feminismo. Esto nos ha dado como saldo una clave profunda que se refiere a la forma c√≥mo las feministas en nuestro diario so√Īar y vivir, y en la resistencia, vamos creando un tejido social que en poco o nada se parece al de los capitalismos.

El tejido social emancipatorio que construyen los feminismos asentados en comunidades, territorios y mares en Mesoam√©rica, consiste en la forma en que las mujeres re-creamos las conexiones y relaciones sociales con hilos que parten de nosotras: lo que so√Īamos para nosotras y nuestras relaciones, lo que necesitamos para poder crear poderes nuestros y lo que deseamos, que nos hace libres y felices porque aunque la dureza de la vida sea insoportable, porque ello conduce a acercarnos a la igualdad entre los sexos, lo que  nos permite crecer en medio de todo.

El concepto ‚Äútejido social‚ÄĚ se refiere a las relaciones sociales que dan cohesi√≥n a un grupo social. Lo hemos re-conceptualizado para incluir la construcci√≥n de relaciones que rompen con la desigualdad para que esa cohesi√≥n sea emancipatoria para nosotras, en lucha por la emancipaci√≥n de nuestras comunidades desde otras l√≥gicas que no sean las del capital.

Es la l√≥gica de luchar pol√≠ticamente incluyendo nuestra emancipaci√≥n ahora, no para un futuro pa√≠s.  Lo dijeron las Mayas, Xincas y mestizas en Huehuetenango[4], las campesinas, ind√≠genas y gar√≠funas en Honduras[5] y lo dijeron de otra forma las Ng√§be Bugl√© en Panam√°[6], ‚Äú‚Ķ cuando nosotras cambiamos, cambian nuestros pa√≠ses‚Ķ‚ÄĚ

Por tales razones, las Petateras, ‚Äúen un momento en la historia en el que la globalizaci√≥n corporativa se lanza vorazmente contra ‚Äúla √ļltima frontera‚ÄĚ del capital, la naturaleza no mercantilizada todav√≠a, el aire, el espacio y el material gen√©tico de la naturaleza, expresado en mega proyectos de turismo corporativo, extracci√≥n de minerales para otras econom√≠as, control de puertos para privatizarlos y bosques y selvas para explotar, adem√°s de patentizar y modificar gen√©ticamente la vida. Mesoam√©rica es geopol√≠ticamente importante para la globalizaci√≥n corporativa, por eso por sus recursos preservados. Pero Mesoam√©rica tiene esos recursos, porque tiene gente y tiene movimientos sociales que los han cuidado.

Y las mujeres, si bien siempre se han destacado en ello, hoy muestran una especial determinaci√≥n asentada en sus luchas territoriales, comunitarias y en los mares, a no quedar por fuera de la f√≥rmula social de las propuestas de cambio, aportando conscientemente a la creaci√≥n de un nuevo tejido social que conduzca a una cultura emancipatoria para el bien de la humanidad y del planeta‚ÄĚ[7].

Queridas participantes, esperamos haber aportado a la reflexión colectiva.

Por la Coordinación Regional, Patricia Orozco A.

Confluencia Feminista Mesoamericana Petateras

Costa Rica: Alda Facio, Aylin Morera, Ginet Vargas, María Suárez, Roxana Arroyo, Yarman Jiménez
El Salvador: Emely Flores, Gilda Vivian Parducci, Yanira Argueta. Guatemala: Ana Mar√≠a Cofi√Īo, Jeannette Asencio, Liduvina M√©ndez, Magda Cholot√≠o, Patricia Ard√≥n, Walda Barrios-Klee, Paula Irene del Cid, Paola Rosales, Claudia Samayoa, Rosalinda Hern√°ndez Alarc√≥n. Honduras: Adelay Carias, Daysi Flores, Dilcia Yamileth Zavala Z√ļ√Īiga, Gilda Mar√≠a Rivera, Hogla Teruel, L√≠dice Ortega, Miriam Suazo, Regina Fonseca, Reyna C√°lix, Sara Avil√©s Tome, Suyapa Mart√≠nez. M√©xico: Araceli Gonz√°lez, Daptnhe Cuevas, Luc√≠a Lagunes, Mar√≠a Teresa Z√ļ√Īiga, Martha S√°nchez, Marusia L√≥pez, Pilar Muriedas. Nicaragua: Ana Mar√≠a Pizarro, Arlen Centeno, Evelyn Cecilia Flores, Guadalupe Salinas, Malena de Montis, Marlen Chow, Martha Yllescas, Patricia Orozco, Violeta Delgado, Yamileth Mej√≠a. Panam√°: Aleyda Ter√°n, Alibel Pizarro, Mariela Arce, Sonia Enr√≠quez, Urania Ungo. Estados Unidos: Alejandra Scampini, Ana Luisa Ahern, Erika Guevara, Lisa VeneKlasen, Valerie Miller.



[1]Suárez, María.El tejido social emancipatorio que construyen feministas en Mesoamérica. Boletín La Petatera, Edición 2. Volumen 3, Agosto 2013.

 

[1] Suárez María. El tejido social emancipatorio que construyen feministas en Mesoamérica. Boletín La Petatera, Edición 2. Volumen 3, Agosto 2013.

[1] Sen Amartya. Economista, matem√°tico y fil√≥sofo indio, nacido hace 80 a√Īos en Bengala, India. Uno de los ‚Äúap√≥stoles‚ÄĚ del desarrollo humano sostenible. Ha escrito una veintena de libros: ‚ÄúSobre la desigualdad econ√≥mica‚ÄĚ, Pobreza y hambruna‚ÄĚ, √Čtica y Econom√≠a‚ÄĚ y ‚ÄúDesarrollo y Libertad‚ÄĚ.

 

[1]Festival Cuerpo, Territorio y vida, Todas Somos Barillas, Huehuetenango Septiembre, 2012, organizado por Sector Mujeres, Actoras de Cambio y La Cuerda, entre otras.  Observatorio Petateras.

[1]Visita de Escribana con Rights Action a comunidades y territorios del norte de Honduras, coordinada con Petateras hondure√Īas para aportar al Observatorio de la Cultura Emancipatoria. Abril, 2013.

[1]Observatorio de Petateras en gira de Petateras, LIMPAL, Escribana y CONAMUIP  a la Comarca Ng√§be Bugl√© en Panam√° Agosto, 2012.

[1] María Suárez. El tejido social emancipatorio que construyen feministas en Mesoamérica. Boletín La Petatera, Edición 2. Volumen 3, Agosto 2013.