Mar de cambios, reconstruir los hilos multicolores del petate

Valora este artículo
(0 votos)

Por: Lucia Lagunes Huerta/fotos: Ana Luisa Ahern

Querida petateras, he le√≠do a todas y cada una de ustedes. A muchas las conozco de cara  y a otras solo a trav√©s de sus l√≠neas,  de todas aprendo y agradezco la generosidad que todas colocan para construir saberes colectivos. 

Cuan importante es reconstruir la historia de nuestros propios procesos para comprender lo valioso de los mismos, cuanta falta nos hace hablar de nosotras y de lo que cada una colocamos en estos procesos, cuerpo, alma, vida y coraz√≥n. Por eso son tan intensos, tal cual como el mar, calmo como una hamaca que invita a reposar el alma y dormir tranquilas, en otras la brav√≠a de las olas, su rugir nos despiertan de el ensue√Īo y tardamos tiempo en aquilatar lo que est√° pasando.

 El viento nos agolpa y es tan fuerte que en ocasiones sentimos que nos falta el aire, es como querer respirar con la ventanilla abierta del auto corriendo a 130 km por hora.

 No cabe duda de la creatividad, saberes, habilidades de cada una de nosotras, de los hilos multicolores que tejen el petate que nos une, aunque en ocasiones parece que no. Reconozco a todas porque sin cada una de nosotras este petate no estar√≠a y el mar no tendr√≠a playa a donde llegar.

 DSCN1349

De mis primeras ense√Īanzas en Mar de Cambios fue no solo reconocer a mis ancestras, sino reconocer que nuestras diferencias no tienen porque rompernos el cuerpo, el alma, la vida ni el coraz√≥n. (aunque en ocasiones quedan marcas). 

 Siempre agradecer√© la generosidad de Marusia al invitarme a este espacio en donde he crecido, aprendido y aportado. Todas tenemos un lugar en este mar y en el petate, sin cada grano de arena no habr√≠a playa.

 Qu√© har√≠amos las mujeres sin el amor de las mujeres, escribi√≥ en una ocasi√≥n otra de mis ancestras, Marcela Lagarde y de los R√≠os, somos nosotras, las mujeres, quienes nos hemos apoyado para seguir caminando en este patriarcado feroz, que salta cada vez que encuentra un resquicio para intentar rompernos, pero somas mas fuertes que √©l, por eso seguimos vivas y transformando.

 Gracias Alda, Gracias Mar√≠a; Gracias Valeria, Gracias todas por compartir la historia, su historia, que hoy tambi√©n es nuestra.

 

Otros artículos:

 

Mar de Cambios,nuestra historia colectiva por Valerie Miller

 

Mar de Cambios, recuerdos de nuestras evoluciones y revoluciones por María Suárez

 


Hilando desde el conocer feminista  una relaci√≥n de los art√≠culos sobre la iniciativa de forma-acci√≥n Mar de Cambios, publicados en las  Bolet√≠n Petateras.