Sans surprise, les hommes déjà connus pour avoir une maladie cardiaque grave avec tarif de la dysfonction érectile pire de tout, les chercheurs australiens ont trouvé. Où achat priligy france vous avez trouvé une #pharmacie online ici https://trendpharm.com/ priligy . Lorsque des problèmes se produisent dans la chambre, les émotions peuvent exécuter élevé. Si vous avez commencé à éviter les rapports sexuels par crainte de ne pas obtenir une érection, votre partenaire peut commencer à vous pensez ne trouvent plus attrayants. Sentiments se blessent. En couple commencent à se sentir moins intime. Le ressentiment se insinue. Una disfunción eréctil es la impotencia de obtener o mantener una erección. compra cialis generico españa saber cuál es el medicamento ideal para usted depende de diferentes factores.

Memoria Reunión Petateras en Antigua, Guatemala 21 y 2 de junio de 2014

01 Septiembre

Reunión Petateras en Antigua, Guatemala

21 y 2 de junio de 2014

Participantes

Ana Cofino, Guatemala

Liduvina Méndez, Guatemala

Paula del Cid, Guatemala

Gilda Parducci, El Salvador

Emely Barahona, El Salvador

Gilda Rivera, Honduras

Patricia Orozco, Nicaragua

María Suárez, Costa Rica


Día I, sesión de la mañana

Bienvenida y encuadre de la reunión por Patricia Orozco, quien recordó que la cita era auto-gestionada, cada quien asumiendo gastos de transporte. La Confluencia contrajo costos de taxis, alimentos y el boleto aéreo de Aracely Saavedra, dada la distancia y el precio.

Se agradeció a Ana Cofiño por abrir sus casas en Antigua, a Liduvina y a Paula del Cid por disponerse para el alojamiento y traslado de las participantes; y a María Suárez, quien mediante amigas, se dispuso en la consecución del local y del alojamiento.

El grupo presente era pequeño, pero que buena parte de la Confluencia estaba pendiente de la cita. Algunas no podían asistir como Roxana Arroyo (Costa Rica), Arlen Centeno (Nicaragua) y Urania Ungo (Panamá). A la vez, Yamileth Mejía (Nicaragua), Gilda Parducci (El Salvador) y Walda Barrios (Guatemala) enviaron la guía llenada.

En aras de utilizar la metodología propuesta, se acordó trabajar la mañana del Día I en quiénes somos y dónde estamos las Petateras. Por la tarde se avanzará en qué queremos hacer como Confluencia. La decisión del día: darle o no continuidad a la Confluencia. El Día II se definirá la continuidad, el cómo.

 

1. Reconocimiento interno (Dónde estamos y qué hacemos)

 

Ana Cofiño, Guatemala. Continúa en La Cuerda, pese a un año sin financiamiento que ha imposibilitado publicar La Cuerda, dado la imposibilidad de conseguir recursos.

Guatemala enfrenta la militarización del Estado. El país va de mal en peor. No hay alternativa de izquierda. El movimiento de resistencia del territorio, es difícil que desde ahí proponga una alternativa para el país. Algunos movimientos se fortalecen por su fervor religioso, no hay estrategia ni experiencia para la respuesta del Estado ante estas movilizaciones. Son momentos difíciles. La voracidad de la explotación de los recursos pasa por una Ley de Minería hecha a la medida de las empresas, no de la población. Lo más difícil es saber que no hay alternativa.

Con relación al movimiento de mujeres, la percepción es que cada quién sigue en su tema; articulación, sólo entre algunas. Ejemplo, la Cuerda con Actoras de Cambio y el  Sector de Mujeres. Hay desencuentros.

 

Liduvina Méndez, Guatemala. En Actoras de Cambios se sigue apostando a la defensa de los cuerpos y la construcción de redes para romper el silencio, construir libertades, emancipación, y otras formas de hacer justicia. Se sigue con el tema de violencia sexual. Cree en las articulaciones puntuales. Se han dado articulaciones permanentes que no funcionan, ejemplo en el caso de La Cucha, Barillas. Están vinculadas con otros movimientos sociales. No impide construir con ellos, aunque saben que es una construcción bastante patriarcal que desdibuja su posición de izquierda. Prefieren hacer las coordinaciones con las mujeres que están en esos movimientos.

La postura de Actoras de Cambio con el feminismo es respetar la diversidad y fortalecernos con otras. Su tendencia personal es el feminismo autónomo, radical, ecologista, anarquista.

En Guatemala, la construcción del feminismo comunitario hace un cambio sustancial porque se está planteando desde las indígenas y provoca un salto de interlocución de las feministas con las indígenas. El paro a la condena (de Ríos Mont) dolió, pero sino dijeron esto va, lograron se reconociera el cambio de haber llegado a examinar la propia historia. Un cambio importante para el país. Trabajaron con maestras y estudiantes y toda la gente hablando de ello con menos temor porque se rompió un mito y el silencio.

Mucho del movimiento está en pueblos indígenas, San Juan, San Marcos, entre otros. La cosmovisión indígena está incorporándose con más fuerza al movimiento social. Si sigue así puede ser fuente de revitalización. Sus mensajes colocan otra energía en la gente, por ejemplo queremos flores no más cemento / somos agua no somos oro. Revitalizan nuestros feminismos.

 

Paula del Cid, Guatemala. Se dispusieron a nombrar, plantear la propuesta feminista, el sueño que quieren. En el diálogo con las feministas comunitarias, con las Petateras, está esa  mirada y la necesidad de construir lo emancipatorio. Ve avances en la organización y el lenguaje en Guatemala, se utilizan otros términos para referirse a las cosas. El diálogo a partir de lo que nos conecta, una compañera dice, a todas nos controlan por el clítoris, el control del cuerpo.

 

Pero hay un fuerte grupo del movimiento tradicional que sigue apostando por las negociaciones con el Estado. Trabajar de cara al Estado se hace bajo el supuesto de que hay un Estado de bienestar con el cual negociás. Un supuesto que no es lo que estamos viviendo. Esto puede ser en otro país, pero no es lo que se está haciendo con las políticas en Guatemala. La institucionalidad pasó de medio entrarle a la política de igualdad a ser políticas familistas. Hacen esfuerzos en esa lógica y así no ven toda la crisis de los Estados en lo local. Los concejos de mujeres totalmente desvirtuados.

Participa colateralmente en un grupo por los derechos sexuales de reproductivos.

 

Araceli González, México. Sigue en Equifonía, con el acceso a aborto seguro desde nombrarlo. Lo que hacen provoca discusiones que no se han dado en otras organizaciones feministas en México; ha sido difícil porque hay otras organizaciones que sólo han estado administrando el problema. Hablar de aborto seguro en Veracruz ha significado cuestionamientos a que sí están a favor del aborto.

La apuesta desde Equifonía ha sido juntarse con quienes están de acuerdo, qué metas pueden cumplir juntas. El marco lógico puede servir para otras cosas, no para analizar qué hacer como país -ámbitos nacional y local- y lo que implica a las organizaciones.

Hay casos grotescos como en Guerrero, donde se brindan servicios deficientes de salud a las mujeres y tienen los mayores niveles de mortalidad materna. Un gobernador que cometió fraude y tiene vínculos con el narcotráfico, propuso despenalizar el aborto. Las organizaciones le han aplaudido, no ven lo demás. ¿Cómo se acotan estas cosas? Hay opiniones que es el costo/beneficio. No se ve lo que quieren construir, avanzar a una verdadera transformación social y cómo hacerlo.

La situación en México es difícil con la militarización. Hay policía en algunos lugares. Llevan la defensa jurídica de una procesada por aborto, apresada por la Marina en su casa. Es lamentable porque la gente no ve que pueden desaparecer a cualquiera. En mujeres jóvenes se incrementa el riesgo. Peor en Veracruz, Guerrero, Sinaloa, Monterrey, la frontera. Se visibilizan agresiones contra migrantes, pero llega un momento donde familiares llegan a reclamar y hace falta reacción colectiva para que los gobernantes se sacudan ante las movilizaciones ciudadanas.

 

No han podido, como movimiento feminista, definir cual es la postura y apuesta si pretenden la emancipación de las mujeres. Las problemáticas han sido rebasadas y no les han dado la posibilidad de apostar a otras cosas. Siguen basándose en  manuales de incidencia de la ONU. Algunas señalan que la bandera del feminismo la toman los gobiernos para validarse. El marco jurídico no sirve para defender a las mujeres cuando son agredidas, no saben con quién conversar y negociar.

Reunirse como Petateras sirve para retroalimentarse, escuchar a las demás, la posibilidad de construir desde otra perspectiva.

 

Patricia Orozco, Nicaragua. Contenta y satisfecha de tener un momento para reflexionar dónde estamos y qué queremos lograr las Petateras. Las petateras nicaragüenses son nueve. Participa del espacio de articulación del movimiento de mujeres, donde hay feministas y no feministas, que apuestan por juntarse y consolidar una propuesta frente al Estado. Han pasado de articular acciones a una forma sistemática de coordinación.

Hicieron un encuentro de 300 feministas para analizar la realidad actual, la posición frente al Estado. Coincidieron que éste aposta a corporaciones, empresas, políticas familistas, entre otros. Reconocieron que necesitan articular el discurso -más allá de las estrategias frente al Estado-, la denuncia y la demanda pública. Quedó evidente que tienen muchas estrategias pero no logran rutas comunes; en la actividad participaron mujeres vinculadas al partido de gobierno y tenían resistencia a trabajar incidencia con el gobierno. Otras apostaron más por la calle y la denuncia pública que cuestiona al Estado.

En Nicaragua la militarización es menor en comparación a otros territorios, es más selectiva, pero las FFAA y la PN dependen directamente de la presidencia. Esta realidad empuja a un análisis continuo de la realidad y de estrategias. Los análisis  dan fortaleza, permiten reconocer que se trabaja por las denuncias y reivindicaciones que deben articular y no desde redes particulares. No ser dueñas de temas sino unir agendas.

Enfrentan una ola de femicidio, alto índice de abortos, migración. Todo esto es denuncia al Estado y cuestionamiento al orden social. La violencia no sólo es política pública sino también es el orden social.

Hay una emergencia extraordinaria de mujeres jóvenes, que ponen temas como la violencia en la calle, el acoso callejero. Hace mucho tiempo les dijeron que eran un movimiento adultista, hoy existe una relación más horizontal. Las Petateras están ahí.

Ella no está particularmente en un grupo o red, sí en la organización de encuentros, movilizaciones, la radio. Todo esto contribuye a entender que sólo juntas, pueden caminar en la agenda feminista.

 

Gilda Parducci, El Salvador. La perspectiva es diferente con relación al resto de Centroamérica. Una nueva victoria del Frente con margen pequeño. Una derecha más beligerante contra todo proceso del gobierno actual. Las mujeres no tienen todo ganado, pero sí un panorama más favorable. Las Petateras dejaron de lado su accionar político desde el movimiento, para realizar su trabajo desde el ISDEMU, el gobierno.

Desde el Estado no se puede hacer todo, pero se puede incidir. Deben determinar los momentos y los lugares. Parecería contradictorio, pero pasaron doce años pidiendo las dejaran entrar y ahora ya están. Ha habido cambios significativos con el gobierno central, desde la aprobación de dos leyes: contra la violencia y por la igualdad y la equidad. El movimiento de mujeres y feministas opta por abocarse a la divulgación de las dos y la armonización de las leyes, que se adapten a los planteamientos de ambas.

Comienzan a verse cambios, se nombran los feminicidios, el acoso laboral y en las calles, se está volviendo un lenguaje cotidiano. Se cuestionan muchos funcionarios por estas situaciones. El gobierno anterior marcó la visibilización de la violencia en una cadena nacional. El Salvador tiene un nuevo gobierno que marca históricamente. Asumió el mando de las FFAA. Se están dando rupturas que desquebrajan los imaginarios.

El gobierno, pese a que prometió 30% de mujeres en el gabinete no cumplió, pero hay una ministra del trabajo feminista. Se ven posibilidades de avanzar un poco más de lo que se hubiera podido en otros gobiernos.

Siente atomizado, disperso, sin fuerza al movimiento de mujeres. Se quería manifestar para un gabinete más representativo, pero no se logró. No sabe si es porque hay dualidad en no tocar a las feministas en el gobierno. Sería más positivo tener un movimiento fuerte y llegar a acuerdos entre la que están en el gobierno y las que están en el movimiento. Hay jóvenes feministas que se han insertado en el Estado.

Está impactada porque recientemente el presidente hizo declaraciones ante los medios sobre el aborto. Manifestó lo controversial del tema y reconoció que hay dos grupos de población importante que sienten la necesidad de un debate sobre el tema. Por otro lado, hay un problema serio de violencia. Pero hay cosas interesantes, se destapa casos de corrupción. Se ha comenzado a señalar -los de derecha- que hay que auditar lo que gastó el expresidente Fúnez, momento importante porque la impunidad se ve más desquebrajada.

 

Emely Flores, El Salvador. Está en el ISDEMU. Intentar meterse en la fisuras del poder. Existe una burocracia que te come. Se siente desbordada. Hay leyes maravillosas pero falta luchar para que se operativicen. El día a día en la burocracia del estado es pesado.

 

Difícil hacer alianzas con otras feministas. Han tenido logros. Acercamiento con mujeres en lo rural. ¿Cómo lograr meter otros temas? Hay una creciente necesidad en el mejoramiento de los medios de vida.  En la reforma para el reconocimiento de los pueblos indígenas en el país, la derecha se negó a votar a favor.

Desde el patriarcado encuentran la manera de darle la vuelta a los logros. Desde el movimiento feminista y de mujeres luego no hay una respuesta más fuerte, tienen una dispersión grande. Enfrentan dificultades de alianzas y de reconocimiento

En las próximas elecciones por primera vez se aplicará el porcentaje de mujeres en las candidaturas, sin embargo, los partidos políticos encuentran la forma de excluirlas. El tema político-electoral debe ser visto desde lo personal y lo ciudadano, desde lo ambiental.

 

Gilda Rivera, Honduras. El país cada vez más hundido, más asesinatos de niños y niñas y no hay investigación, una impunidad grandísima. Tampoco se sabe los móviles, lo que se dice es que sucede porque están involucrados en pandillas o narcotráfico. La población cada vez más insensibilizada, se supone está relacionado con una autodefensa de la gente, con desligarse emocionalmente.

El gobierno actual ha secuestrado toda la institucionalidad, no disimula. El año pasado aprobaron una cantidad de leyes que ni siquiera ha logrado publicar en La Gaceta. Las ciudades modelo tienen el nombre de Zonas Especiales de Desarrollo (ZEDES) y se las darán a transnacionales, chinas sobre todo, por eso ellas están concientizando a las poblaciones en la autonomía del territorio, el dominio de la empresa privada en los recursos del territorio. El gobierno concede manejo de las carreteras a empresas privadas.

La apuesta del gobierno es la militarización para un mayor control y asegurarse su proyecto político.

Se ha incrementado la migración, la mayoría de víctimas quedan en México. El movimiento social bastante desarticulado por el proceso electoral. El auge dado por el golpe se ha desconectado por acciones del Partido Nacional (PN) y el Partido Liberal. El PN ha sido hábil para controlar todo. En la selección del Comisionado de DDHH, la sociedad civil intentó incidir se eligiera funcionarios idóneos, propuso dos compañeros y lograron se pusieran en audiencia pública. Entre más de diez candidatos fueron los mejores. Pero el PN tenía alianza por un candidato sin experiencia en DDHH pero sí una actitud servil.

La poca institucionalidad alcanzada por las mujeres está desarticulada. No hay ministra de la mujer. El gobierno ni siquiera lo plantea en el discurso. El movimiento ha logrado articulaciones en cuestiones puntuales como los femicidios. Hay dudas de qué hacer porque quieren propuestas comunitarias, pero o lo hacen con las nuevas leyes o las dejan pasar. Tienen retrocesos, marco legal que habían logrado se debilitado. Contradicciones entre la denuncia de las problemáticas y las soluciones que se ofrecen, sabiendo que no responden al origen estructural. En ese contexto es fácil perder las esperanzas.

Las articulaciones puntuales como movimiento de mujeres son interesantes, ya están no sólo las organizaciones de Tegucigalpa, también de San Pedro Sula y otros  territorios. La resistencia se plantea como importante. Hay mayores oportunidades y esperanzas en las luchas de los pueblos por sus territorios. Aunque es difícil porque a veces se pierde la esperanza, pero hay gente que la tiene. Hay mucho surgimiento de radios comunitarias. La Red de Defensoras tiene una radio comunitaria.

Las Petateras, de nombre son doce. La última experiencia de Mar de Cambios fue lamentable: hacerla en Honduras también era para fortalecer la articulación del país, pero no se sintieron llamadas. No es exclusivo de las Petateras, en otros llamados tampoco han acudido, otras sí. La respuesta fue riquísima, elaborada por una carta desde el corazón, pero luego la convocatoria bajó. Otras compañeras trabajaron para un encuentro feminista, pero hubo desencuentros, muchas estaban por la vía electoral. Están queriendo articularse por coyunturas y temas. Oportunidad y desafío.

 

María Suárez, Costa Rica. Desde que se retiró, se dio una perdida y fue muy rica. La jubilación fue un proceso de rupturas, amistades, que perdió en Petateras, 22 años en Radio Feminista, diez años comprando su casa en Puerto viejo. Un análisis que había ido trabajando desde su tesis doctoral. Se dejó perder porque quería irse a vivir fuera, donde siempre había querido. Perdida políticamente porque tenía todo el conocimiento de la tesis doctoral, perdida para pensarse en sus próximos 30 años.

Ha visto que su madre sigue haciendo cosas, escribir libros, irse a pescar. Ella pensó qué hacer, cómo reubicarse, construir y reconstruirse. Participó en Honduras, lo que fue de gran impacto, contactarse con lo que está pasando en el movimiento de mujeres, que el feminismo no le había aportado.

Ir a vivir a Puerto Viejo le permitió estar en una comunidad con otra lógica. Es un lugar de población afro-costarricense junto con la comunidad indígena de la montaña. No ha sido trastocada por el capitalismo, vive desde otros paradigmas. Esa comunidad se articuló en otras expresiones culturales por discriminación del gobierno, pero para su beneficio han llegando otras expresiones para estar en otra comunidad. Es una comunidad con cinco tipos de áreas protegidas: corales, tortuga, indígenas. Pero pasa lo mismo que pasa en todos lugares. Para buscar nuevos ejes hay que buscar nuevas articulaciones. Los ejes no sólo salen de la cabeza sino de la vida.

Pasó mucho tiempo sólo pescando y conociendo a la gente. El movimiento fue quien la buscó. Fueron los pescadores quienes plantearon lanzar una asociación de pescadores de la zona sur. Pero en la vorágine de corporaciones del Caribe sur de minoría y corporación marina que lograron sacar, llegó un paquetazo que pretendía sacar a todas las comunidades. Buscó un grupo variado de personas para crear un foro comunitario, pero sus liderazgos estaban cargados y querían que lo liderara ella y aceptó. Negoció que la propuesta no podía ser agendista.

Se quedó en las comunicaciones del Foro. En tres meses tienen 11 mil me gusta en Facebook. Ha sido interesante porque encontró otras formas de articular, desde lo que sabe. Poco a poco se da cuenta que lo que estaba pasando allí, estaba en el resto del país. El movimiento se ha ido hacia las comunidades, no se ha perdido. Un movimiento de resistencia que tiene un planteamiento contra las corporativas transnacionales.

En la coyuntura electoral votó por primera vez. El Frente Amplio fue el partido que acompañó todo el tiempo las luchas de resistencia y contra el TLC. El PAC, partido que también tenía gente de izquierda, pero convertido por su crisis interna en un partido legislativo, con arraigo de gente progresista. El proceso electoral puso en el tapete la resistencia del pueblo costarricense a ser gobernado por el neoliberalismo, sobre todo porque no gobiernan los partidos sino corporaciones, pero allí no se hace transformación social.

En esa coyuntura, lo primero que se dividió fue el movimiento feminista. Hicieron un pacto, en el Foro en la comunidad, que las elecciones no les dividirían y que llevarían la misma plataforma de reivindicación, por eso no se dividieron. Mujeres de Liberación, afro jóvenes, pasaron a liderar lo que antes sólo era liderado por hombres. Ese ha sido eje liberador, frente a una campaña anti-comunismo, donde CNN se involucró.

El problema no es la ruptura en sí misma sino para dónde vas con esa ruptura. Se ha abierto un proceso interesante que no sabemos para dónde va. El patriarcado no tiene que hacer nada porque esta súper montado, sólo debe existir. Se abrió un proceso interesante con un movimiento feminista resquebrajado. Un componente post moderno fuerte, que no permite cultura social y permite que todo se vale, es casi relativista. Un componente pos moderno mas aguado donde casi todo se vale y no permite tejido social ni cultura emancipatoria.

El movimiento social casi se dividió pero no se pudo porque todo estaba en el Frente Amplio. Ahora tiene que construir movimiento social. Tienen un panorama mejor, conocen a ministros. Tienen tres puestos que no cambiaron: seguridad y defensa, delegado al Vaticano y economía.

Apostarle siempre a los movimientos sociales es fundamental con un partido al que le está costando haber llegado; y con los otros partidos que han contribuido, han levantado el ánimo a la gente de su propio poder. Ahorita lo que han hecho es abrir negociación con ministros para frenar proceso de privatización de las playas y otros, pero desde la movilización del pueblo.

 

Patricia socializa las respuestas que se compartieron por correo:

¿Quién soy, en qué espacios participo actualmente? Avances en el Observatorio “Por una cultura emancipatoria” Nudos y dificultades. ¿Este Observatorio es lo que queremos y podemos? La continuidad… ¿Cómo organizarnos? ¿Cómo hacer acción política? ¿Comunicación virtual, es vital?

Gilda: Mi participación en diversos espacios se da desde la institución donde laboro, Centro de Dos. de Mujeres. En algunos espacios, su dinámica ha permitido que además de la participación por laborar en la institución, haya participación personal, como la Confluencia.

Tenemos coordinación como CDM con CLADEM, RSMLAC, Red Regional contra la Violencia hacia las mujeres. En lo nacional, con Feministas en Resistencia -casi no existe- y la Coalición contra la Impunidad, articulación mixta reciente.

Más allá, participo como compromiso y apuesta personal, en el movimiento social y popular hondureño. Coordino con movimientos de mujeres de distintas zonas. Últimamente como movimiento social y popular, contra industrias extractivistas

En Honduras hemos tenido importantes experiencias con el Observatorio. La última fue el acompañamiento a un observatorio que hicimos en el contexto electoral, noviembre 2013; hay enseñanzas, aprendizajes.

Entre los nudos está el contexto violento y regresivo en DDHH. También los pocos y limitados niveles de articulación y crecimiento del MM y feministas en general en el país.

El Observatorio es lo que queremos como Confluencia. Tengo dudas de la posibilidad de sostenerlo, pese a las lindas y alentadoras experiencias sostenidas en los años anteriores.

No lo tengo claro. Reafirmo, y por eso estoy participando en esta reunión en Guatemala, junio de 2014, la necesidad que Petateras siga adelante como propuesta política transgresora.

Me pregunto ¿en qué se diferencia la Confluencia con otras redes y articulaciones en la región? ¿Qué nos da Petateras que no lo tenemos de otras articulaciones? Petateras nos dan una identidad feminista que va más allá de temas, no es una red temática); contribuye con nuestras transgresiones, con los sueños de transgredir y resistir a este sistema.

En este espacio los debates han sido importantes con relación a las estrategias feministas.

Es lo que puedo compartir por ahora.

Walda Barrios-Klee, coordino el Programa de Estudios de Género y Feminismos de la Facultad latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), sede académica Guatemala.

Soy asociada de la Unión Nacional de Mujeres Guatemaltecas (UNAMG) y de la Asociación de Mujeres para Estudios Feministas (AMEF), ambas afiliadas a la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM), que surgió en París después de la II Guerra Mundial para luchar por la paz y en contra del fascismo

Los Observatorios han sido una estrategia de lucha pertinente, han permitido situarnos en coyunturas en la defensa de posiciones y principios. Sin los observatorios las situaciones difíciles hubieran sido peores. Hemos conseguido incidencia a nivel regional.

La principal dificultad en el corto plazo, es la carencia de recursos para realizar acciones presenciales. Con el acceso a medios electrónicos podemos continuar teniendo presencia.

El Observatorio “CT” permite plantear un nuevo modelo de cultura y proceso civilizatorio, es más de largo plazo que los observatorios coyunturales realizados. Debemos seguirle apostando porque es una propuesta de nuevas formas de relacionarnos como personas.

Podemos tener continuidad virtual. La organización de esta reunión es un ejemplo claro, “si queremos podemos”. Se montó vía electrónica, las comunicaciones han sido  ricas. Nos hemos expresado. Las que no estaremos presencialmente (coincide con viaje de trabajo a Perú) estaremos con el corazón.

Es un petate sólido fortalecido a lo largo de los años de tejer juntas, con alzas y bajas, como todo en la vida, con continuidad.

La presencia física contribuye a consolidarnos. Felicito el esfuerzo de las que llegarán a Antigua. Abrazos sororarios a todas.

Yamileth Mejía. Soy  feminista desde mi integración en la Red de Mujeres contra la violencia, en 1994. Aprendí a defender Dos. de las mujeres y la niñez desde esa época. Me considero defensora de DDHH. Estoy en el MAM, en su comisión coordinadora, en la Red Feminista Centroamericana, la Coordinadora Civil desde 1998, Voces Vitales desde 2008 y soy integrante de Petateras después que hice mi solicitud de integración a Marusia, en el encuentro feminista, México 2010.

En Nicaragua se han realizado esfuerzos por recopilar acciones emancipadoras que hemos realizado las feministas y aquellas que quieren un mundo más justo y por lo cual realizan acciones concretas de emancipación, como protestas.

Integrar en cada acción de trabajo cotidiano, la posibilidad de analizar contextos en los que se encuentran las mujeres. Tales procesos, realizados en distintos espacios y desde diferentes identidades (organizativas y de pertenencia) hacen que mujeres y feministas promuevan la emancipación en otras.

Falta desarrollar u organizar mejor los procesos y tomar en cuenta a más defensoras y activistas de DDHH que se definen defensoras, como parte de las apuestas de reivindicación y emancipación que hacemos, sea desde nuestro activismo personal hasta el que hacemos como  organizadas en algún espacio.

Del resto de países se de la reunión y socialización realizada en Honduras.

La comunicación virtual sigue siendo necesaria; vital es decir no podemos vivir sin comunicación.

Visibilizar las acciones como Petateras es importante, pero el activismo que tenemos desde nuestra individualidad y desde las organizaciones, deja poco margen para acciones Petateras masivas. Importante continuar con acciones políticas que no necesariamente impliquen movilización (Amnistía no es de cuerpo presente y sus acciones cibernéticas son movilizadoras y hacen conciencia y presionan gobiernos y sociedades)

Generar comunicarnos por skype, usar la cibernética y en horarios después de nuestros tiempos de trabajo. No todas trabajamos en espacios propios, algunas les trabajamos a otros espacios y debemos cumplir de lo contrario, no tendremos para la vida diaria.

Mi aporte es que podamos compartir y visibilizar acciones Petateras como espacio de análisis del feminismo, pero con otras formas de comunicarnos y hacer acciones que ofrezcan a las nuevas generaciones una nueva perspectiva del feminismo.

 

Aspectos comunes de los contextos

  • Se vislumbran problemáticas complejas en que nos toca estar a las feministas
  • Estados más agresivos y corporativistas
  • Variantes como El Salvador, con lo que podemos o no estar de acuerdo
  • Otros Estados como Costa Rica, genera expectativas, pero que en general estamos viendo estados corporativistas
  • Explotación de bienes naturales
  • Fundamentalismo religioso
  • Movimientos sociales fragmentados
  • Militarización y violencia
  • La impunidad
  • Falta de ética universal
  • Desanimo, desesperanza, enajenación

A continuación se abrió el diálogo (se presenta una síntesis del debate):

Lo difícil y diferente del contexto es que hay menos gente que se resiste; aceptan el Estado corporativo. La mayoría de las sociedades están convencidas que el único sistema posible es el capitalismo, improbable de desmantelar; es el monstruo al que nos enfrentamos en las resistencias. Pregunto cómo estamos colocadas ante eso.

No debemos caer en la política de sólo lo posible, dónde está el alimento de la esperanza. Dónde volver a encontrar los hilos cuando nos perdemos, si los perdés te estás entregando en el sistema. Dónde estamos no es la cuestión, sino plantearnos las formas en que queremos transformar, si no nos planteamos eso estamos aceptando que es la única forma de vivir. La enajenación pasa por la miseria a la que ha sido llevada la gente.

Las feministas marcamos la diferencia, somos las que hemos marcado los temas. Pensar en la fragmentación provoca desesperanza. Cuando me refiero a fragmentación, no es que todas debamos estar unidas, no tenemos que apuntar a eso, sino a romper; y la única propuesta es la articulación, ponerse de acuerdo en un punto común, que es la crítica a este sistema de estados corporativizados. Que cada quién con su agenda, vea las conexiones. Por eso, la ética feminista es central porque es desde donde hacemos la construcción, que pasa por nuestros cuerpos.

Es sustancial construir horizontalidad. Tiene que ver con la cosmovisión que somos todo. Desde el feminismo creamos una filosofía de la vida. Generar otros paradigmas que nos funcionen como romper la subordinación en todas las relaciones. Pensar en la cosmovisión no como religión, sino como energía. Sin entrar en religiosidad, la cosmovisión reconoce que somos un todo y no niega lo individual. Hemos venido construyendo juntas un paradigma diferente. Las feministas podemos construir juntas un paradigma que funcione desde lo que hacemos y rompa con la subordinación. Pensarnos debe una ética feminista.

 

¡A retomar el Observatorio de la Cultura Emancipatoria!

No partir de cero. Desde 2012 planteamos el tema del Observatorio y no podemos dejar de ver esa iniciativa y acción política para contribuir a transformar la realidad. Estar en el activismo de forma cotidiana, revisándonos, porque venimos de la misma matriz y a veces eso nos hace perdernos de ver cosas que caminan, que no están en los Estados pero sí en el engranaje social. Lo más difícil es trabajar la conciencia de la matriz cultural patriarcal. En esta cultura emancipatoria deberíamos caminar en otra lógica y no como la habíamos pensado. La construcción cotidiana no la vemos, por eso esa falta de animación. Necesitamos verla para generarnos esperanzas.

El Observatorio de la Cultura Emancipatoria (OCE) es una metodología que creamos para construir nuestros sueños:autonomía, relaciones sociales armónicas, emanciparnos. La construcción del tejido social emancipatorio es lo concreto que hacemos y queremos para acercarnos a ese sueño, para desplegar nuestra acción creativa. Para reconocer qué transformaciones hemos empujado. Reconocer los procesos de autonomía de las mujeres a los que queremos llegar. Esos pasos de la construcción cotidiana son los que generan esperanza, animan. Que la propuesta feminista integral caiga en terreno fértil. Venimos construyendo eso que algún día será reconocido como cultura emancipatoria.

El valor del OCE es que encontramos una forma de resistir construyendo los sueños. Pero también convertimos la ruptura de los mandatos en otro mandato, eso NO es emancipatorio. El eje de lo emancipatorio es que lo hacés desde una visión de ti misma como sujeto. Un entramado que se construye fuera del radar.

Las garífonas cuentan cómo socializan a niños y niños para que asuman tareas del hogar y también para que jueguen. Piensan que cuando ellas cambian, cambia el país. Las relaciones entre mujeres y hombres son ahora mucho más complicadas porque las mujeres hemos cambiado.

Nuestra relación con el mundo no puede reducirse a la relación con el Estado. La vida no se puede reducir a nuestra relación con el Estado, dónde contabilizás tus cambios emancipatorios, cómo nombramos lo que estamos haciendo que es alternativo. Necesitamos propuestas contra hegemónicas. Hacer resistencia. Pero cómo nombramos lo que hacemos y que reproducimos de igual forma, cómo deconstruir y visibilizar lo que hacemos. Hay mujeres que han cedido a ejes de crédito y han comenzado a pelear por la cosecha orgánica y la redistribución del cuidado. Frente a la enajenación planteamos la emancipación.

No hay que ser dicotomías sino revisar los diferentes estados o situaciones. Nos hace falta encontrar distintas formas de hablar para conectar o hacer click. Ver los distintos niveles y diversos territorios. Esto se ha desarrollado más en espacios rurales en conexión con la tierra. En lo urbano tenemos esa desconexión y desde allí se deciden muchas cosas. ¿Qué  hacer desde lo urbano, cómo hacer comunidad?

Desde el sostenimiento de una ética feminista coherente, donde nos cuestionemos nuestro nivel más íntimo, las relaciones con nosotras mismas. Allí vamos construyendo movimiento social y político. Lo urbano, el tejido social, ha sido destruido por el consumismo y el individualismo. El espacio público casi no existe. Tiene que ver con la construcción de nuestras realidades.

Retomando la premisa de lo personal es político y lo político es personal, qué procesos personales impulsamos, que amplíen una toma de conciencia y emancipación. Si bien es importante, me da miedo si nos quedamos en lo personal. Desde Petateras debemos hacer una combinación balanceada de lo subjetivo con lo social.

Me gustó el eslogan “si yo cambio cambia Guatemala”, podemos darle una dimensión regional. Hagamos una película o serie donde las mujeres puedan sentirse identificadas y cuestionarse. La comunicación como acción política transformadora. Cosas que hagan mover las cabezas de las gentes. Recordar que todo es por la vida y no por la moral o la ética, sino nuestras vidas, del planeta y del todo. A lo mejor la película es difícil, pero sí plantear otras cosas desde la identidad mesoamericana, quizás un festival de música, una exposición de arte feminista, entre otras, y hacer tangible esa expresión.

La idea es buena y el primer trabajo sería documentar. Pero primero dejemos bien claro que el objetivo es recuperar la chispa de lo que hacemos.

¿Por qué no contra el Estado, si estamos contra el patriarcado?

Hacer la documentación no es lo único, pero tampoco se desmarca. Puede ayudar a dinamizar el Observatorio.

¿Cuál es el sentido de discutir la enajenación? Los discursos mujeristas en nuestros países, con los que muchas mujeres se sienten reivindicadas. El OCE puede ser un recurso que recupere la esperanza. Es una dimensión de Las Petateras. Qué tipo de accionar en el mundo podría una mujer que lo hace también en lo privado. Dejamos espacios intactos subordinadas para darnos el permiso para hacer las cosas afuera.

En La Cuerda se tuvo la posición de no participar en las elecciones en Guatemala. Esto ha costado mucho porque se vive con el Estado, el cual es una mierda. Hemos hablado de comunidades políticas pero no quieren meterse a reformar al Estado, pilar fundamental del patriarcado. Las comunidades más alejadas del Estado son las que más interesantes experiencias emancipatorias tienen. Cuando llegan las autoridades se cagan en todo.

Debemos pensar en las autonomías en comunidades con poder político, para crear redes de producción, de cuidado, de intercambio, daría esperanza y fuerza. No se está debatiendo la apuesta política de la Confluencia. Una cosa que marca la diferencia es lo mesoamericano, y lo otro es la construcción política y el debate de la cultura emancipatoria. Se propone seguimiento a procesos que visibilicen las resistencias que se construyen en la región.

Pero, surge la inquietud si nos estamos olvidando de Mar de Cambios. Tener una posición política clara sobre los Estados porque genera procesos de reflexión. No perder la oportunidad de lo simbólico del Estado en nuestros países. No dejar de observar sus errores, posicionarnos frente al Estado.  

Asimismo, definir la ruta de cómo el OCE podrá materializar el rescate de prácticas emancipatorias, experiencias específicas de mujeres y referencias para otras.

 

¿Cómo seguir con el Observatorio de la Cultura Emancipatoria, OCE?

Si la lógica es rescatar el Observatorio por la vía del seguimiento al Estado, bien. Pero es importante quedar claras que no será lo único. Está pendiente lo demás que seguiremos haciendo como Petateras.

La Confluencia es diversa, unas apuestan a la incidencia en el Estado, otras no. Nuestras acciones deben expresar ambas cosas. Cuesta ver avances del Estado, pero es mejor tener una ley contra el femicidio que no tenerla. Como OCE hemos acompañado ambas posiciones, han convivido ambas estrategias, pero no con la visión de incidir sino de acompañar. Esa diversidad seguirá marcándonos.

Reconocer los hilos nos hace ver la memoria de Petateras. Hay que identificarse con lo que dice Virginia Woolf en Tres Guineas “Reconocer nuestros hilos y los de otras mujeres”. Que los OCE sigan fortaleciendo nuestros poderes. Hacer visible la cultura emancipatoria. Resistir construyendo los sueños, que se retome la resistencia desde allí. No únicamente desde la lucha sino desde lo que se construye.

 

Día I Sesión de la tarde

Patricia señala lo afirmado por Paula, que se ha hablado del contexto, los territorios, otras realidades, menos de la propia. Insiste que hablemos de Petateras. Hasta este momento se ha dicho qué queremos, los puntos comunes. Ana Cofiño lee lo que sintetizó:

¿Qué queremos?

  • Construir horizontalidades
  • Autonomía de las mujeres
  • Libertad para las mujeres
  • Distribución de los cuidados
  • Relaciones armónicas con la naturaleza
  • Generar otros paradigmas (cultura emancipatoria)
  • Subjetividades emancipadas y emancipadoras
  • Comunidades políticas despatriarcalizadas

Hasta este momento de la reunión no se había definido la acción política de Petateras. Se planteó materializar la cultura emancipatoria y difundir imágenes emancipadoras. Ana Cofiño comparte lo mencionado en el debate referido a cómo hacerlo

  • Reconocer nuestros hilos en la memoria
  • Resistir, construyendo los sueños
  • Petateras al poder
  • La cultura emancipatoria

Ana Cofiño, María Suárez y Paula del Cid proponen se discuta primero la situación de Petateras. Al día siguiente, el quehacer y el cómo. Se aprobó por consenso. (Acuerdo 1)

¿Qué somos hoy las Petateras?

A la pregunta qué somos las Petateras en este momento, casi todas respondieron, un grupo de feministas. Patricia solicita se aclare, ya que en distintas reuniones ha escuchado que falta claridad de quién definió a las que están actualmente en la lista. Ana Cofiño señaló que desde que entró a Petateras, suponía era una red de feministas.

María Suárez explicó que desde el inicio Petateras se identificó como una red feminista -no de feministas- para construir una alternativa feminista. Con todo lo complejo y contradictorio que pudiera parecer, fue una negociación y diálogo entre mujeres de movimientos sociales no feministas, no se identificaban con el feminismo, pero querían conocer el feminismo, algunas de las cuales venían golpeadas de otros procesos, sus agendas no habían sido incluidas en los movimientos sociales; y se habían convencido que debían aliarse con las feministas, rememoró.

 

El proceso de Petateras

Primero fue una reunión de mujeres de organizaciones y a título individual, convocada por Jass Asociated. A dicha reunión algunas fueron convocadas como feministas, aunque no todas. Esa fue una paradoja desde el principio porque en la misma cita se creó Petateras, entre todas. Fue una construcción colectiva. Ahí se definió a Petateras como articulación feminista. Petateras nace como feminista

Hay que mirar la paradoja o contradicción: Petateras surgió como articulación feminista, pero en su composición no todas sus integrantes eran feministas, el planteamiento fue que participaran todas las que estaban en la reunión. Así fue, así tenemos que verlo, de lo contrario no entenderemos por qué evolucionaron los problemas como evolucionaron y lo que tenemos que resolver ahora. Después siguió entrando gente.

Tenemos que resolver la composición de Petateras si ratificamos que seguirá siendo feminista, y sus integrantes feministas.  Es importante reconstruir el proceso continuo de Petateras, por ello se acordó:

Es importante recopilar de nuestros documentos

  • Lo que somos: Nos resistimos a formar parte de este sistema.
  • Feminismo como perspectiva y orientación de todo un accionar, no es agendista.
  • Que contribuye a la construcción de movimiento
  • Retejer porque el tejido existente es opresor, patriarcal, desde la profundización de la subordinación, explotación y discriminación contra las mujeres.

Patricia Orozco compartió el listado actualizado de Petateras, donde aparecen 59 integrantes, de las cuales muchas no participan en las acciones y muchas ni siquiera responden las comunicaciones.

 

Se comentó que quizás influyan los posibles cambios de direcciones electrónicas, pero muy poco se ha informado y quienes dicen no les ha llegado información, tampoco han mostrado interés en recibirla. La comunicación en Petateras es un asunto de doble vía.

Se recordó, que con anterioridad se envió comunicación solicitando quiénes no deseaban continuar siendo parte de Petateras y únicamente tres personas lo demandaron. Asimismo, se recapituló que dada la cantidad de email que llegaba, muchos para firmar acciones urgentes, se había concertado que estas acciones se circularan y quienes no estuviesen de acuerdo lo dijeran, de lo contrario se asumía que estábamos de acuerdo.

Se ratifica a la Confluencia Feminista Mesoamericana Petateras como articulación feminista, con integrantes feministas. Por ende, se identifica la necesidad de saber quiénes somos, con quiénes contamos para esta iniciativa; el grupo se acompaña mutuamente en toda la propuesta, es una construcción colectiva, voluntaria.

Quizás haya personas interesas únicamente en acciones de solidaridad. En consecuencia, es posible que haya una diferenciación en la participación en Petateras: las involucradas en todas las acciones y las que sólo desean involucrarse en mensajes de solidaridad, aunque reciban información de las acciones que se están realizando. Se plantea además, que desde los silencios hay participación; y ha habido confusión de quiénes estamos, quiénes no, cuál es el compromiso en la Confluencia. Se propone que se evidencia la respuesta de todas y así saber con claridad quiénes estamos y quiénes no.

Se compartió que hay quienes -desde la nueva Coordinación Regional- nunca han respondido mensajes, sin razón aparente. Ni siquiera dicen, recibido. La pregunta que surge es para qué sirve el listado. Se propone definir el destino del listado Petateras. Si se quiere para firmar todo lo que hay que firmar, se deja como está. Pero, se requiere contar con un listado de aquellas que desean seguir participando de las acciones Petateras, recibiendo información, construyendo juntas el Observatorio.

Se tenía reunión en agenda para 2014, la cual se hizo urgente por el correo de Patricia, diciendo esto se acabó, me voy. Se valora que Patricia intentó cerrar la Confluencia. Ella estima que pretendía llamar la atención, dada la inanición. También se menciona que la carta de Patricia fue también de ahogo. Tenemos que mirarnos a nosotras. Aunque, el silencio absoluto fue sólo un par de días.

Hay quienes han dicho que no podían venir a esta reunión, pero está llegando la información a la mayoría, hay quienes no contestan pero reciben información. Se informa que Yanira manifestó desde la anterior reunión, que tenía ganas de venir pero se le hace difícil; para salir del país, debe pedir permiso. Margarita nunca ha dicho nada. Es necesario que hablen y digan qué quieren.

Se propuso una autodepuración porque es difícil hacer un trabajo por gente que no responde, no es justo; aparecen sus nombres protestando y ni siquiera leen los correos, no se toman la molestia. A algunas les cuesta la relación electrónica, pero tratan de llevar el ritmo. Se propone circular una carta y decir hubo una reunión Antigua y se llegó a estos acuerdos, queremos saber quién se sigue asumiendo Petateras, con el compromiso de dar continuidad al proyecto. Asumir, quien no conteste es que no le interesa o no leyó el correo. No se quiere una lista para presentarla a las agencias donantes.

Pero también se señala la necesidad de una resolución sin que sea una autodepuración, que permita saber con quién contamos para lo que se está proyectando. Que todas queden en la lista de acciones urgentes. Circular una carta donde cada una se posicione en qué y cómo quiere participar, aportar, para saber con quiénes contamos para el trabajo. Comentarles las otras acciones Petateras, preguntar si quieren participar y cómo. Las que no contesten, quedarían en el listado de acciones urgentes.

Cada una de las participantes en la reunión, llamaremos a cada una de quienes no contesten, compartir lo discutido y preguntarles su decisión. No estaríamos depurando, cada una definirá si quiere y puede participar en acciones. Más allá de quiénes son feministas y quiénes no, se busca ubicar cómo fue el proceso e identificar con quiénes contar en el proyecto Petateras, ahora.

Se ratifica la identidad Feminista de Petateras. Se considera que esta reunión es un punto de inflexión en cuanto a ser más realistas, tener criterios claramente establecidos, por ejemplo de quiénes estamos en la Confluencia.

 

Frente a la realidad descrita y el debate alcanzado, se llegó a los acuerdos siguientes: 

 

Acuerdo 1

  • Enviar carta a todas las participantes del listado actual, dando a conocer el nuevo momento que vive la Confluencia y solicitarles ratifiquen si desean continuar siendo parte de las acciones. Las que respondan afirmativamente serán parte del listado, les llegarán todas las comunicaciones. Quienes no lo deseen, se les solicita manifestarlo.
  • A quienes no contesten, las participantes de esta reunión se comprometen a llamarles, comentarles lo discutido y solicitarles se manifiesten. Si no deseen continuar, proponerles quedarse únicamente como firmantes de acciones urgentes.

 

Acuerdo 2

  • Se abre el listado de acciones urgentes a quienes únicamente deseen ser parte del mismo, amigas de Petateras sin ser parte de la misma. Proponer nuevas firmantes.
  • Plazo, tres meses. Posteriormente, se consideró la necesidad de avanzar en el crecimiento de integrantes de Petateras conforme lo analizado y acordado en Mar de Cambios, Honduras. Se compartió experiencias de crecimiento, la mayoría luego de realizados Observatorios. El crecimiento ha evolucionado positivamente en unos territorios, en otros negativamente. En Honduras, donde se plantea peligroso el crecimiento luego de los Observatorios porque ha privado el entusiasmo, no el compromiso. En Guatemala, la ampliación de integrantes no fue de consenso, privaron relaciones personales o con organizaciones de DDHH.

Realizar Mar de Cambios en Honduras, donde de un grupo de doce Petateras, la mitad no participó, fue duro. Sólo permanecieron todo el tiempo Gilda, Hogla y Regina; otras estuvieron parcialmente como Suyapa, Daysi, Miriam.

En Panamá fue peor, en la visita a la Comunidad Ngabe Buglé, no asistió nadie de las Petateras locales. Mandaron a la hora de llegada una compañera que no era Petatera; y se habían hecho reuniones previas.

De las Petateras de Guatemala, en la convocatoria a la presente reunión, sólo contestaron tres, las presentes.

En Nicaragua se ha perdido la dinámica de encontrarse cada dos meses, como se venía practicando. En lo que va del 2014 no se han reunido. Son Petateras Ana, Evelyn, Violeta, Marlen, Jamileth, Arlen, Martha Yllescas, Malena, Guadalupe y Patricia. Diez en total. También hay un bajón.

Esto evidencia la realidad de las Petateras. Démonos una oportunidad de crecer, no en el aire sino con un planteamiento definido.

Los nombres de las posibles nuevas integrantes lo analizarán las Petateras de un mismo territorio. Se comentó que hay feministas (posibles nuevas integrantes) que adversan a algunas de las actuales Petateras o las organizaciones donde laboran, por tanto lo mejor es que las nuevas integrantes provengan de propuestas de cada territorio.

 

Acuerdo 3

  • Llevar a la práctica el compromiso asumido en la reunión de Mar de Cambios, Honduras 2013, donde se definió abrir la Confluencia al crecimiento e incorporar a feministas -jóvenes sobre todo-, que aporten al movimiento
  • Cada grupo de Petateras en cada país, defina el crecimiento. Las nuevas integrantes deben responder a los siguientes criterios: 
      • Que se asuman feministas (asuman las demandas feministas universales)
      • Dispuestas a debatir, al diálogo o polémica
      • Que quieran construir colectivamente
  • Plazo de tres meses, luego del cual se socializarán los nombres de nuevas integrantes

Se plantea hacer una definición corta de lo que es Petateras, retomando lo que se ha dicho, para tener cuestiones mínimas -como el objetivo- y que las personas nuevas o las que ya están, lo sepan.  

Lo que somos

 

  • Articulación feminista mesoamericana Petateras, juntas reconstruyendo el nuevo tejido social en Mesoamérica
  • Somos feministas con una amplia trayectoria en la defensa de los derechos humanos, la igualdad de género y la justicia social, que provenimos de México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y los Estados Unidos
  • Nos formamos en septiembre de 2006, como resultado del Encuentro Imaginando y Reconstruyendo Movimientos Feministas, convocado por Jass e Hivos como parte de una iniciativa global de dinamizar movimientos de mujeres
  • Estamos preocupadas por el avance del patriarcado que se ha instalado en nuestros países, con el consecuente resquebrajamiento del tejido social, que profundiza la explotación, la violencia, la discriminación y la subordinación de las mujeres y pone en riesgo la viabilidad misma de la humanidad y todos los seres vivientes
  • Nos entretejemos de manera autónoma e interactiva, para aportar a la construcción en Mesoamérica de un nuevo tejido social capaz de erradicar el patriarcado en sus distintas formas de expresión, a través del fortalecimiento y ampliación del poder individual y colectivo de las mujeres, y el accionar feminista transgresor 
  • Para nosotras el nuevo tejido social capaz de articular esas aspiraciones es como un petate constituido por un entramado de unidad en la diversidad. Es por ello que nos llamamos Las Petateras

Nuestras intencionalidades (Página Web)

  • La solidaridad oportuna, el fortalecimiento y la celebración de las luchas de transgresión de las mujeres de Mesoamérica
  • La generación y divulgación del conocimiento feminista y el aprendizaje de  experiencias protagonizadas por mujeres
  • El afidamento entre mujeres diversas a través del reconocimiento mutuo, el análisis crítico y amoroso de nuestras prácticas políticas y la valoración de las subjetividades 

También se dio lectura a los Observatorios de la Transgresión Feminista (en la Web). Se pretendía rememorar la definición de la identidad de Petateras.

Se ratificó el nombre de Confluencia Feminista Mesoamericana Petateras. El planteamiento de fondo u objetivo es aportar a la construcción de un nuevo tejido social emancipatorio -de lo cual se deriva lo del petate-. La transgresión feminista como planteamiento de las Petateras. Conocimiento y práctica, por eso decimos conocimiento y acción política, reivindicamos el conocimiento. El afidamento para nuestras relaciones. Y la autonomía que la ratificamos en la reunión de El Salvador 2011, como principio ético, filosófico y político de la Confluencia. Autonomía como concepto y como práctica.

 

Estas definiciones deben compartirse. No somos una red en el sentido tradicional de las redes en el movimiento. Somos individuas. La interacción es parte de la identidad, de acuerdo a la memoria de la reunión de diciembre 2011, en El Salvador. 

 

Además se socializaron los hilos del quehacer Petateras (Web) para ratificarlos o cambiarlos:

  • Observatorio de la Transgresión Feminista / Ahora Observatorio de la Cultura Emancipatoria
  • Forma-acción Mar de Cambios
  • Comunicación estratégica
  • Espacios creativos de análisis feminista y sistematización del análisis   

Se preguntó acerca de Mar de Cambios, cómo darle continuidad, dado que algunas participantes nunca han participado en este esfuerzo.

Otra participante precisa que Mar de Cambios se convirtió en el Observatorio de la Cultura Emancipatoria. Originalmente era una escuela de formación feminista, donde se concretó la expectativa de Jass en Panamá, porque éste originalmente era un grupo de educación popular. En Panamá se hizo el primer Mar de Cambios Jass y Petateras, siempre fue un proyecto conjunto. Era un esfuerzo de formación con las mismas que estaban en Petateras, después iba a extenderse.

Se agrega que se planteó que los primeros Mar de Cambios presenciales, eran con comunicadoras, sicólogas, para ir formando desde el conocimiento feminista, permeando las diferentes disciplinas. El primero fue el de Panamá, se había acordado colectivamente que el primero sería para nosotras, entre nosotras. En la reunión de Nicaragua, donde se da la autonomía de Petateras, Lisa (Jass) mandó una carta regalando Mar de Cambios a Petateras; y declaran que la escuela de ellas se llamaría Alquimia. Así se separaron las aguas de Mar de Cambios también.  

En el proceso de Petateras, Mar de Cambios se convirtió en una escuela diferente, definida en la reunión de Nicaragua. Que el Observatorio de la Cultura Emancipatoria, como también tenía un componente de formación, éste fuera Mar de Cambios. En la reunión de Nicaragua, septiembre 2012, se acordó profundizar qué estábamos entiendo como cultura emancipatoria, entonces se planteó hacer una escuela, Mar de Cambios II. Se eligió hacerla en Honduras. La memoria de dicha reunión se entregó como Boletina Petatera en la presente reunión.

La cultura emancipatoria salió en la reunión de Nicaragua, cómo trascendíamos de la transgresión feminista, de repente sólo estábamos en función de la coyuntura, y no buscar algo más esperanzador, recoger historias de vida, historias colectivas, que pueden ser transgresoras pero que van apuntando a la cultura emancipatoria. La idea era transitar de la Transgresión Feminista a nombrarlo como Observatorio de la Cultura Emancipatoria. En Honduras le dimos forma, se propuso una metodología por Roxana Arroyo. Incluso, se realizó un encuentro con mujeres organizadas de Honduras. Ahí se juntaron Mar de Cambios y el Observatorio por una Cultura Emancipatoria.

Se mantiene Mar de Cambios como espacio para debatir, profundizar, para la producción de conocimiento mediante la sistematización de lo que vamos elaborando. Siempre fue así la concepción Petatera en cuanto a Mar de Cambios. Es una escuela en tanto es el proceso de construcción de conocimientos que hacemos las feministas sistematizando las experiencias que desarrollamos. Los observatorios fueron diseñados para elaborar no sólo para reaccionar, resistir, sino sistematizar el proceso de conocimientos.

Cuando conectamos el Observatorio de la Cultura Emancipatorio con Mar de Cambios fue porque el tejido social de cultura emancipatoria había surgido en el proceso de construcción de conocimientos, que es Mar de Cambios. No quita que se den eventos para formación porque nada es cerrado ni en forma única; por eso Mar de Cambios es un eje de los objetivos y no una actividad o un programa.

 

Se comparte lo establecido con relación a Mar de Cambios, según la memoria, 2013:

Deseos y sueños de Mar de Cambios

“Construir juntas saberes y seguir buscando el camino a favor de una cultura emancipatoria. Identificar y compartir pistas para avanzar hacia esa cultura, personal y colectivamente. Tejer fino: Construir diálogos, argumentos, claves, ideas sobre la emancipación personal y clarificar el continuo de la conciencia personal y los procesos de transformación política, colectiva e histórica. Fueron parte de las aspiraciones de las participantes.

Asimismo, se buscaba identificar las formas de resistencia que han permitido construir nuestra cultura de trasgresión y las jornadas realizadas para lograrlo, haciendo un análisis político feminista de las condiciones de las mujeres en el contexto regional y encontrar pautas para mejorar las luchas partiendo de las especificidades de cada país.

Un elemento muy presente fue también precisar la continuidad de nuestra lucha, mediante el Observatorio “Por una cultura emancipatoria”, identificando y fortaleciendo las intersecciones, dando continuidad al proceso de reflexión que construye conocimiento feminista”.

Acuerdo 4

Releer y modificar, actualizar, dicho documento. Incluir el concepto de cosnocimiento, proveniente de culturas mayas, es conocimiento más allá, para quitarle lo intelectual y lo androcéntrico; es el diálogo, estar conscientes.

Para ajustes, se lee parte de memoria de diciembre 2011 en El Salvador:

¿Qué tipo de espacio somos? ¿Cuáles son los pactos básicos (políticos, de relacionamientos)?

  • Expresión del movimiento feminista, en la cual se participa a título individual
  • Mesoamericana por su ámbito de acción; hay participantes que no son mesoamericanas
  • Iniciativa transgresora, busca transformar nuestras prácticas políticas y vida; y construir nuevas prácticas transformadoras, en ello radica su metodología (no hay teoría sin práctica). Busca trastocar las fibras conservadoras del tejido social para retejerlo desde otros parámetros, sobre un fundamento que no sea la explotación de las mujeres o de las relaciones interpersonales
  • Procura el análisis y la reflexión epistemológica, en una visión desde los países hacia la construcción de una visión mesoamericana
  • Su fortaleza radica en que las participantes estamos en organizaciones y /o tenemos referentes organizativos y políticos diversos en lo local
  • Con una autonomía interactiva: Conciencia que todo debe ser pactado, tomando en cuenta la diversidad anterior
  • Acción política transgresora regional, desde lo local, para la transformación del tejido social, queremos un tejido social flexible, de múltiples hilos; caracterizada por dos tipos de acciones: 
  1. La respuesta y el apoyo a las expresiones locales, vinieran o no de organizaciones feministas. Eso se materializaba en los Observatorios de la Transgresión Feminista, a través del pacto de atender regionalmente la llamada de movimientos locales.
  2. La construcción de aprendizajes significativos a partir de dicha acción política, nuestras prácticas, que nos permitieran repensar, reevaluar nuestro accionar (sistematización, boletina, formación).

Hemos pasado del Observatorio de la Transgresión Feminista al de la Cultura Emancipatoria. Originalmente se hablaba de Observatorio de los fundamentalismos, pero se acordó un Observatorio por una Cultura Emancipatoria.

Se sugiere para fines de claridad, ahondar qué estamos entendiendo por observatorio, por acciones transgresoras. Pero, se consideró que estaba ya definido.

 

Acuerdo 5

Patricia Orozco compilará, precisará y sintetizará en una página (conforme memoriasde 2011,2012 y 2013))

  1. La Confluencia y sus objetivos (lo que somos)
  2. Tejido social emancipatorio (cómo, la concreta)
  3. Definición del Observatorio (Por la Cultura Emancipatoria)
  4. Acciones transgresoras

Se recomienda leer memorias (2011, 2012, 2013). Además, urge cambiar la fuerza de Petateras, de cómo había sido descrita. En la actualidad, nuestra principal fuerza es el hecho que somos feministas, que nos resistimos a dejarnos meter en la lógica del sistema, a caer en un accionar agendista, no por cuestionar las agendas, pero ya hay mucha gente que lo hace. Seguimos soñando y retejiendo el tejido social emancipatorio. La principal fortaleza es el feminismo, como perspectiva y orientación de todo el accionar en la región. 

Petateras contribuye a la construcción de movimiento. Seguimos retejiendo el tejido social emancipatorio. La izquierda plantea que el tejido social se ha desbaratado, sí hay tejidos sociales que se han desbaratado, pero el neoliberalismo ha montado su estrategia sobre un tejido sustentado en la subordinación y sobre-explotación de las mujeres. Le llamamos retejer porque es reconocer que hay un tejido, pero opresor, discriminatorio, patriarcal. Por supuesto que ha desbarato tejidos como los de la familia extendida, de las comunidades, no lo estamos negando. Lo fundamental del neoliberalismo patriarcal ha sido un tejido desde la profundización de la subordinación, discriminación y explotación de las mujeres. 

Participación en la Confluencia

Se examinó si se mantiene lógica de país o si participamos a nivel personal, aunque se pretende que Petateras de un mismo país se articulen y hagan propuestas colectivas. Revisar en cada país, cuáles son los nudos presentes, ya que el hecho que no estemos actuando colectivamente, significa algo, y hay que hacerse la pregunta con mucha autocrítica, mucha transparencia.

Acuerdo 6

  • La forma organizativa o funcionamiento de la Confluencia Feminista Mesoamericana Petateras es la participación individual.
  • Si las integrantes de un mismo país/territorio deciden coordinarse, como es el caso de Nicaragua, es una medida autónoma, no forzada ni obligatoria
  • Las integrantes de la Confluencia polemizan, acuerdan, se informan, consultan, entre otras cosas, por medio de su listado de integrantes o las reuniones presenciales.

 

La continuidad organizativa

Patricia Orozco rememora que cuando Marusia López cesó en sus funciones, en Nicaragua se eligió una nueva coordinación regional, así como otra persona para las comunicaciones en sustitución de Daysi. Patricia inició coordinación en diciembre 2011. Yarman, comunicaciones en febrero 2012.

Se tuvo apoyo inicial del Fondo Global para las Mujeres, gestionado antes por Marusia. En la reunión de 2012, en Nicaragua, se rindió cuentas. Los fondos fueron menores a lo gestionado y se utilizaron para salarios de la coordinación y las comunicaciones.  Se logró un segundo apoyo de ese mismo Fondo, 20 mil dólares, recibido en octubre 2013, para doce meses y es el que finaliza. Pendiente un nuevo proyecto de 20 mil dólares para un siguiente año, por el GFW.

En la reunión de El Salvador, 2011, luego de una penosa discusión para Patricia, buena para otras, se establecieron salarios, tomando como referencia lo asignado a Marusia y Daysi y las responsabilidades de cada una. Dos mil dólares Patricia, mil Yarman. Se recibió menos de parte de GFW y ambas han devengado menos de la mitad de lo establecido.

El segundo aporte de GFW fue de 20 mil dólares, octubre 2013. Se destinó para salarios exclusivamente; y está finalizando. De ese dinero, dado que Yarman renunció a la Confluencia, se pudo cubrir la alimentación de esta reunión, la movilización interna y el pago del transporte aéreo de Aracely Saavedra.

Ni Patricia ni Yarman han devengaron nunca lo establecido. Patricia informa de los montos recibidos, cuyos informes financieros y narrativos han sido han sido debidamente entregados a los donantes respectivos:

  • Hivos, apoyó la reunión de Managua, donde estuvo Ailen en parte de nuestra reunión y luego se realizó en encuentro con feministas nicaragüenses. Estos fondos los administró la Fundación Justicia y Género, Hivos únicamente podía entregar fondos a organizaciones de Costa Rica y Nicaragua, que ya eran sus contrapartes y de forma expedita.

Además, los recursos fueron administrados por dicha Fundación a partir del acuerdo de Petateras en la reunión de Managua 2011, donde se identificó a AMS de El Salvador y a la Fundación Justicia y Género de Costa Rica -cuya presidenta es Roxana Arroyo- para administrar sus dineros.

  • AMS ha administrado los primeros recursos entregados por el GFW; y los seis mil dólares donados por el mismo Fondo para la participación en la reunión de AWID en Turquía, de Patricia Orozco y Roxana Arroyo, donde además se optimizaron los recursos y se pudo participar en un taller previo. Se recuerda que en la misma cita de Turquía se desarrolló una reunión de las Petateras que por distintas iniciativas habían llegado a Turquía, y se ratificó el Observatorio Por una Cultura Emancipatoria.

En Turquía, se consiguieron los recursos con Hivos para la reunión ya descrita.

  • Hivos también apoyó puntualmente la reunión de Mar de Cambios, Honduras 2013. No fue un proyecto más amplio, sino una acción. También administró los recursos la Fundación Justicia y Género, ya que el dinero sólo lo entregaban a una ONG que ya era contraparte. Parte de los fondos fueron entregados a las Petateras de ese país, mediante el Centro de Derechos de las Mujeres (CDM) para que la parte operativa
  • Fondo de Acción Urgente (FAU) apoyó con $ 4,140.00 para participar en el Observatorio de los Derechos Humanos y Resistencias de las Mujeres, Honduras 2013. Participaron Patricia, Yarman y cuatro periodistas -en acuerdo con varias integrantes de Petateras: dos de CIMAC México (Yunuhen y Cristina Chiquín), dos de Guatemala (Florencia Goldman y Cristina). Se negoció con el CDM para que costeara viajes de las periodistas, nosotras pagamos su estadía y movilización.
  • GFW. El monto teóricamente finalizó en junio, ya se envió el informe como si todo hubiese sido gastado, aunque el monto no entró a Petateras hasta octubre 2013. Estos fondos se administraron directamente en cuenta creada por Petateras nicaragüenses para recibir recursos del Fondo Centroamericano de Mujeres (FCAM) para la formación con las defensoras. Si bien AMS fue denominada para administrar los fondos de la Confluencia, ha habido cambios en dicha organización y hay que pagar el envío hacia Patricia y Yarman, lo cual en la práctica reducía los montos.

Hay pendiente un monto de 20 mil dólares que entregará GFW, adicionales a la propuesta que se les presentó en 2013. Del monto anterior, de GFW, hay unos dos mil dólares de los no-pagos a Yarman Jiménez.

A continuación se reflexionó cómo hacer la pertenencia (participación) virtual:

  • Depende de qué subimos. Cómo hacer interacciones concretas.
  • La comunicación no es nada más mandar correos desde la Coordinación y esperar respuestas (injusto y ofusca para quien hace la labor de coordinación)
  • Necesitamos estar comunicadas. Acuerdo político que debemos reafirmar.
  • Primer nivel: Si tenemos procesos, ejes definidos, éstos van dando resultados que hay que socializar entre nosotras, como Confluencia
  • Otro nivel: Lo que la Confluencia ha definido en sus comunicaciones (facebok, twitter, Web), desde donde la misma se proyecta; planea las reflexiones propias y las de otras que van en la misma dirección de la propuesta Petatera, que no es única
  • Nunca se ha pedido que las integrantes de la Confluencia visiten la web todos los días
  • Es una realidad el mundo virtual, guste o no. Necesitamos tener presencia. Nuestras propuestas deben ser comunicadas de forma directa pero igual deben pasar por el tamiz de las comunicaciones tecnológicas
  • Compartir los resultados por país
  • Restablecer la comisión de comunicaciones, para socializar los resultados, dinamizar las comunicaciones y que no sea únicamente realizado por la Coordinadora Regional
  • Cuando las Petateras escriben, se circula. Podemos publicar en los medios propios (Facebook, por ejemplo, está definido para ser interactivo). Petateras tiene una página en Facebook: https://www.facebook.com/LasPetateras?ref=hl)
  • Compartir la entrada al Facebook de Petateras con la comisión de comunicaciones, para que todas las que participen en la misma, cuelguen artículos, comentarios, etc. en el muro porque se tendría el voto de confianza del colectivo. Cuando estaba Yarman, todo se enviaba a la encargada de comunicaciones y ella lo hacía

Día II, domingo 22 de junio 2014

Patricia Orozco propone ubicar en un cuadro lo financiero, sin ser copia de informes a  agencias. Hay un saldo de los no-salarios de la comunicadora, igualmente será informado. A Yarman se le pagó hasta enero 2014, cuando terminó su período; trabajó el último mes en entrega. Patricia informó de la renuncia de Yarman al cargo y a su participación en la Confluencia, conocida conforme carta circulada.

 

Acuerdo 7

Circular informe de la ejecución financiera de los dos últimos dos años, Patricia Orozco.

Los desencuentros en la relación cotidiana entre ambas, se agudizaron por una situación acontecida durante el Observatorio por los Derechos Humanos y las Resistencias de las Mujeres, Honduras 2013. En conversación posterior de Patricia con Florencia Goldman y con Gilda Rivera, se rectificó el informe del Observatorio en lo Yarman demandaba.

 

Se comentó que probablemente Yarman también enfrentaba una situación personal, que agudizó lo anterior. Se preguntó al grupo, cuáles han sido las rupturas nuestras que nos han devuelto la capacidad de soñar.

Pese a las diferencias, Yarman logró cumplir varias de las metas propuestas:

  • Reactivación y rediseño de la Página Web. Lo cual no aparecían en ningún proyecto específico sin embargo, se sacó de aquí y de allá, hasta lograr un página rediseñada
  • Levantamiento de un directorio regional
  • Encuesta del uso de la TIC a lo interno de las Petateras, el cual se circuló, del poco uso que hacemos de las mismas

Se comentó que la gente visita la página Web, lo cual se valora como súper importante para la proyección de la Confluencia, no para la comunicación interna. Son dos cosas diferentes. Uno es la comunicación entre nosotras; otra cosa es la proyección de la Confluencia. Es un referente, la gente te comenta cosas porque es como una información centroamericana de cosas que están sucediendo y de iniciativas.

Se expuso que deberíamos de comprometernos a alimentarla periódicamente, cada quincena, con información de los diversos territorios.

Se recapitula que en Mar de Cambio, Honduras 2013, acordamos que una vez al mes se informaría, por lo menos.

 

Se plantea una propuesta distinta porque si no funcionó lo anterior, es por la forma. Con lo atiborradas que estamos y la dinámica que vivimos, escribir un artículo una vez al mes, es difícil. Se propone tomar para los próximos seis meses un mes para cada país. Escoger el mes donde tenemos más tiempo. Un mes de Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, México, Panamá, en los medios de Petateras. Se puede ir preparando a otras periodistas con lo que escriben o para que escriban, dos o tres testimonios de cultura emancipatoria. Las Petateras lo proyectan a quienes se conectan con la página y a los medios, como el mes donde se va a visibilizar un país.  No se tiene que estar poniendo informaciones a cada rato, se puede hacer, pero ese mes le toca a un país; visibilizar observatorio, testimonios, noticias, informaciones.

Cada país se puede preparar para hacerlo conjuntamente, proyectarlo con periodistas, recoger testimonios de cultura emancipatoria, pedir a otras que planteen su perspectiva.

Si las cuestiones están planificadas, se puede asegurar algo bien hecho. Cuando son cuestiones coyunturales, hay obligación de cubrir. Se estima que lo estamos haciendo. Lo hacía Yarman. Lo que pasaba en Guatemala, se le pasaba y ella las subía. Es más fácil hacer esa conexión que subir cosas, a veces no quedan bien. Son dos cosas que van conectadas, tenemos que pensar qué hacer.

Hasta el momento se ha acordado como eje, visibilizar la cultura emancipatoria. La propuesta es un país por mes, involucrando a otros y a otras, definiendo el calendario país-mes en la Web, Facebook, Twiter, la mayor difusión posible.

 

Hay un reparo con el concepto. Petateras es una red integrada por la región. Es importante abrir la Web y encontrar datos de Honduras, Nicaragua. En la modalidad que se propone, sería interesante dedicar un mes especial, pero que se sepa por qué. La idea que seamos una red hay que mantenerla. Se ratifica que cada mes haya una nota de cada país; entrevista, reportaje, artículo o una página de cosas pequeñas, pero que haya información de cada país cada mes. 

No riñe una cosa con la otra. No son propuestas únicas. Un mes cada país, no sólo pensando en nosotras, sino en el público que también está disperso. La información en internet es una locura, pero si el público sabe que el mes de noviembre es dedicado a El Salvador, feministas, periodistas, movimientos sociales saben que en ese mes van a encontrar cosas de El Salvador concentradas.

También tiene que ver con la interactividad y si ponen una noticia de El Salvador, vamos a reaccionar desde otro país sobre el tema. Esa es la construcción de la red Petateras en las comunicaciones, que debería de estar sucediendo. Los cruces los hacemos en la práctica, pero también en internet.

 

¿No es excluyente si sale una noticia de El salvador al mes siguiente?

Poner como mínimo una nota, un artículo al mes. Pero en los países a cada rato están sucediendo cosas, se puede ir subiendo la información e inclusive comentarios porque no sólo se trata de noticias sino hacer reflexiones, una columna de opinión.

Se pregunta ¿por qué no se ha hecho si fue un acuerdo de Mar de Cambio, 2013? Se comenta que no se tuvo claro, no se vio el correo donde quedó el acuerdo. Se recuerda la memoria de Mar de Cambios. Tal vez algunas cosas no han quedado claras. Esta reunión permitirá hacerlo. Mandar los acuerdos de la reunión de Guatemala a todas.

Tener claro, independientemente de la información de correos y memorias, que asumimos que las vamos a leer, lo principal que tenemos que tener claro, para replantear, es que ya no está Yarman. Se hacía una vez al mes, ella lo asumió como su tarea porque estuvo en el evento y estaba a cargo, sacaba de todas las redes nuestras la información de los países. Sí se hizo, pero lo hizo Yarman a partir del trabajo nuestro, ahora lo tenemos que hacer nosotras. Empezamos a asumir el acuerdo, pero asumimos que lo hiciera Yarman. Además, se lo mandábamos a ella.

Se opina que no es una buena manera de funcionar porque recae en dos personas el trabajo que supuestamente es de todas, pero sobretodo no construye colectividad ni es horizontal, es una sobrecarga. Tampoco es decisión consciente ni responsable ni comprometida, decir, ay cuando no diga que no, pongan mi nombre en el comunicado que ni voy ni a leer. Es importante recalcar, si hablamos de hacer horizontalidades, construyamos horizontalidades.

En Mar de Cambios, Roxana quien dedicó tiempo para trabajar lo del Observatorio -del cual no nos estamos alejando, sino confluyendo- presentó una ruta. Nombrando aquí y ahora la cultura emancipatoria que la hemos estado manifestando en el qué queremos y en el quehacer, desde la vida y los cuerpos de las mujeres. Esto fue reafirmado ayer, con lo de los testimonios, las imágenes, para materializar esa cultura, con énfasis en las intersecciones mesoamericanas. Las cosas que tenemos en común pero que también nos distinguen para ampliar la mirada hacia las afro descendientes, las indígenas, las rurales, las urbanas, esa diversidad, esas interseccionalidades.

Además, cómo estamos construyendo el nuevo tejido social, generando descripción-información, sistematizando las experiencias, la construcción colectiva de conocimientos, diálogos-comunicación, la escucha, sumando con el movimiento feminista desde nuestras vidas y en nuestro quehacer, fortalecer nuestras acciones transgresoras.

Se había planteado un encuentro regional para el 2014-2015 pero no hemos caminado hacia ahí, para compartir la construcción de este tejido, cómo se ha materializado esa cultura. Un encuentro de feministas mesoamericanas.

 

Acuerdo 8

Realizar en 2015, un encuentro de feministas mesoamericanas para compartir la construcción de la cultura emancipatoria.

Las comunicaciones virtuales son forma de conectar no solo de informar; se conectan movimientos, mujeres, pensamientos; y la interactividad es tan importante, es donde se concreta de ese esfuerzo de comunicación. Se hizo la experiencia con el relanzamiento de la Web por el Facebook, seis mil interacciones. Dijimos, estamos inaugurando la cultura emancipatoria, comenzamos a preguntar qué entendemos por emancipatorio. Se conectó un montón de gente que no era Petateras y algunas Petateras. Feministas del mundo hablando de cultura emancipatoria, seis mil interacciones, en febrero de 2013.

Cuando colgamos lo que está pasando en el momento, es para que se sepa. Es como lanzar una botella con un mensaje al mar. No se puede saber quién la va a recoger, no somos responsables. Cuando se cuelga preguntas, como qué hacer, es para que la gente piense que puede hacer algo, no sólo leer la noticia. En un mundo de conexiones, todos tenemos una intencionalidad pero hay una ética del Facebook de contestar, si es tu página. Todo el mundo tiene una intencionalidad distinta para conectar y eso es lo que hace el despelote de la comunicación que conecta.

Hay un planteamiento reciente desde las jóvenes feministas que es el ciber activismo. Nuestras comunicaciones deberían ir dirigidas a eso. Desde que compartimos información,  contaminada en términos comunicacionales porque implica no sólo comunicar el hecho, sino comentarlo, desde una posición feminista. No es el hecho que circula una agencia de prensa. Circulada la información en el mundo cibernético tiene un impacto importante. Es nuestra obligación difundir y analizar el hecho, por qué está sucediendo, por qué estamos contra las industrias extractivas. Y ahí nos juntamos con otros actores.

Se comparte la experiencia de la cadena radial de industrias extractivistas, enlazada por medio del programa Onda Local. Se quedó en conexión con Radio Temblor de Panamá. Tienen una Web y la han llevado a otras de Resistencia en Mesoamérica. En Petateras se ha compartido información de denuncia del extractivismo, conectada con nosotras. Eso logra ser el ciber activismo, busca generar conciencia e información en otras y otros. La cultura emancipatoria es un tema del cual podemos hacer ciber activismo.

Se habló de construir una serie de testimonios de mujeres que lleven la reflexión a otras. El valor que tiene colgarlo en Facebook, Twiter, que tiene miles de seguidores, periodistas particularmente, todo el periodismo, agencias, están en Twiter. Se puede colgar la palabra y el enlace. La palabra tiene que generar gancho suficiente para que se vayan al enlace, es la estrategia twitera.

Cuánta gente nos sigue, cuantos mensajes nos escriben. El Facebook es para nosotras. Nos interesa esa comunidad. No para comunicarnos entre nosotras, para eso es el listado. Estas plataformas hay que usarlas. Hacer cuestiones simultáneas y juntas. Por ejemplo, los festivales que promueven Actoras de Cambio. Tenemos acordado un encuentro regional, por qué no organizarlo como festival artístico cultural y presentar por lo menos a artistas de Guatemala. También podríamos pensar en un encuentro como seminario, congreso. Sí poner énfasis en el contacto físico.

Se comparte que la comunicación virtual es forma de conexión con otras personas, es barata y la podemos hacer desde cualquier lugar. Hagámoslo con estrategias que nos conecten y no haya vacíos de información entre nosotras. Que la información básica circule. Si hay memoria, se pueden hacer comentarios; quien no la leyó no sabrá lo interesante que tiene. Es estímulo para quien hace las cosas, por lo menos decir gracias. A Yarman la desesperó esta situación, fue un trabajo grande de ellas dos. Es respeto al trabajo de las otras. Querer interactuar y que no te digan nada, es pesadísimo.

En las campañas electrónicas cada vez que alguien firma, la misma carta llega a la presidencia, alcalde municipal, fiscalías, juzgados, entre otros. María Suárez comparte que por la campaña que impulsó sobre el Caribe sur en Costa Rica, la amenazó la mafia, llegaron a buscarla directamente. Cada vez que iba donde el alcalde, le preguntaba si iban a hacer una campaña. Se mueve, dice, si todos los días recibo 15 correos electrónicos con la misma carta -no sabe cómo- con firmas desde la Conchinchina.

Funcionaron también las campañas que hicieron sobre Rosita, la del aborto. La de los niños en la frontera. Cuando se firma, llega. Campañas en Avaz, Amnistía. Funcionan. Avaz ha logrado que dieciocho hoteles en el mundo devolvieran al mar los delfines que tenían en piscinas para que la gente fuera a jugar con los mismos, se les estaban muriendo.

 

Acuerdo 9

Comunicación hacia afuera: Página web alimentada por todas, Facebook por la comisión de comunicaciones y Twiter desde la Coordinación Regional.

 

Acuerdo 10

Visibilidad de la cultura emancipatoria mediante varias posibilidades:

  • Mantener información por lo menos una vez al mes cada país, en la Web
  • Hacer mes-país. No contradictorio con lo anterior ni con informaciones de urgencia
  • Asumir como línea de difusión, aquellas iniciativas de los territorios que pueden ser ubicadas como la materialización de culturas emancipatorias o tienen rasgos de avanzar hacia las mismas, respetando las autorías

Se plantea la importancia de discutir a mayor profundidad dichas iniciativas. Cómo compartir los movimientos, rasgos; cuáles serían suficientes para difundir o compartir.

Se comparte ejemplos. Actoras de Cambio hacen un festival para hacer visible rasgos, características, actitudes, comportamientos, prácticas, que cuestionan el modelo patriarcal y re-significan un nuevo tipo de relaciones. Hay que difundir esa iniciativa. La Cuerda escribe un artículo, con una reflexión de lo que hizo Actoras de Cambio y dice encontramos tales rasgos, se sube a la Web con la autoría de La Cuerda. Se hizo con el Observatorio de Honduras, aún se tiene material grabado y transcrito de prácticas que las mujeres materializan. El libro de María Suárez, se presentó en el marco del Observatorio, se dio a las mujeres en un CD, era lo más práctico. Son cosas se pueden difundir.

Se sugiere hacer link con Cotidiano Mujer para dar proyección a Centroamérica en otros continentes, con Mujeres en Red, Píkara. Requiere un trabajo enredado, una cosa es divulgar en tu página, pero también estar mandando, alimentando directamente. Es un mundo enredado, sí requiere una inversión.

 

Coordinación Regional y Comunicaciones

Patricia señala que trabajar en soledad es difícil. Petateras tiene sentido de tejido social. Propone -si la Coordinación continúa en Nicaragua- que una joven coadyuve en comunicaciones. En Nicaragua hay un colectivo de jóvenes feministas comunicadoras, podemos darle una remuneración menor porque no tenemos dinero, para compartir, mover temas que nos interesan, perspectivas, informaciones, puntos de vista, en esas otras redes, el Twitter. Traer a nuestro espacio reflexiones que se hacen en otras redes, vinculadas al planteamiento emancipatorio.

Se sugiere que quien asuma comunicaciones sea Petatera. No tener la comunicación sólo con la Coordinación Regional sino con el colectivo, porque ahí es como donde se da margen a quedarse solas. Que toda la información circule, sino nos quedamos en el riesgo de sólo firmar o si quiero contesto, si no quiero no. Hay que fortalecer la autonomía en esa parte, la de comunicaciones debe interactuar con todas, que tenga iniciativas y esté conectada con lo que está haciendo la Coordinación.

Con la salida de Yarman, se propuso a Arlen Centeno de Nicaragua porque es pilas, con mucha fuerza. Nadie contestó, parecía que no gustó la propuesta. Se acota que se requería debate, una aclaración colectiva.

 

Patricia socializa los acuerdos que se han tomado, en términos de la estructura:

  1. El Salvador, diciembre 2011. Se ratificó una coordinación, una responsable de comunicación y se nombró diversas comisiones de trabajo. Comisión de Acción Política, Comisión de Apoyo a la nueva Coordinación, Comisión de Gestión. Comisión de Comunicaciones.
  2. Nicaragua 2012. Se ratificaron dos comisiones de trabajo: Una comisión del Observatorio que facilitaba Roxana Arroyo y la otra de comunicaciones. La acción política fundamental acordada fue el Observatorio, en la Comisión de Acción Política -que era la del Observatorio-, estaba una de cada país. Esta fue la última estructura que se definió:
    • Liduvina por Guatemala
    • Suyapa por Honduras
    • Araceli por México 
    • Roxana por Costa Rica
    • Evelyn Flores por Nicaragua 
    • Emely por El Salvador
    • Panamá

Revisemos si en la lógica actual, es lo que necesita. En la estructura anterior se había definido comisiones de trabajo y una de apoyo a la coordinación para garantizar el tránsito. En Nicaragua 2012, se evaluó que el tránsito caminó. Se acordó esta forma organizativa. María Suárez ha estado al frente de la gestión de recursos.

Antes de avanzar, se pregunta a Patricia si se queda en la Coordinación, se ratifica. Se plantea establecer sus atribuciones, responsabilidades y emolumentos.

 

 

Acuerdo 11

Se ratifica por unanimidad a Patricia Orozco en la Coordinación Regional por unanimidad.

Patricia recuerda al grupo que sus atribuciones están contenidos en la memoria de la reunión de El Salvador, 2011. Ahí se definieron responsabilidades de la coordinación y de la de comunicaciones. Hubo una discusión en torno a los salarios. Se habló de un plan de gestión, se delegaron responsabilidades, quién podía gestionar fondos, dónde se podían administrar los fondos, la rendición de cuentas al final de cada reunión o evento.

La coordinación, según esa memoria, facilita y administra la lista de comunicación. Da seguimiento a acuerdos. Representación pública Petateras. Responsable de vinculaciones estratégicas (relaciones políticas de Petateras: Jass, Radio Feminista, etc.). Facilita seguimiento, gestión de convocatoria y facilitación de reuniones. Organiza informes y consultas. Facilita tomas de decisiones. Salario de tiempo completo, dos mil dólares; y 500 de seguridad social.

En comunicación, manejar y animar el blog, la web el fb, el info Petateras, la Boletina. Ejecutar líneas de comunicación,  mapeo de comunicación alternativa. Participar en reuniones del equipo de comunicación. Seguimiento y sistematización del estado de opinión en la región y socializa resultados de comunicaciones. Un mil dólares más seguro social.

 

Acuerdo 12

Se ratifica que las decisiones estratégicas y nuevas las toma la Confluencia, mediante consultas y asambleas regionales. La operación de las decisiones es responsabilidad de la Coordinación y los equipos. Pronunciamientos y posiciones se hacen con Petateras de los países en casos que sean nacionales, y con todas cuando sean regionales. 

 

Emolumentos

Tiene que haber un mínimo. Con los recursos que hay después de esta reunión, hay que tomar la decisión de los emolumentos para Patricia, de los próximos tres meses, y de otros gastos.

Patricia recuerda al grupo que hasta agosto recursos de Fondo Global, para su salario, que se tienen que terminar de ejecutar. Se supone que tendríamos un nuevo proyecto a partir de septiembre 2013.

Es bueno y sano establecer la paga que va a recibir Patricia. Hay que ser exactas porque dos mil quinientos dólares se hace el sueño del Tíbet. Patricia aclara que el monto se deriva de lo que se pagaba a Marusia.

El acuerdo se hizo en El Salvador, 2011. La historia es importante si no, no tenemos referentes comunes. Lo planteado fue cómo poder llegar a ese monto. Fue una discusión muy dura. Si sólo trabajamos desde la escasez -que es donde estamos- no se reconoce a la gente, lo que se merece. Lo importante es lo que se merece la persona que asume la responsabilidad, no el salario. Ahora nos parece mucho, no está la cooperación, pero es un salario justo para una persona que asume ese trabajo. La decisión salarial debe tomarse en torno a lo justo, a lo que aspiramos a llegar, en el mundo que queremos construir; lo que podemos dar, es la realidad. No siempre hay que remitirse a la escasez y a realidad, desconoce lo que nos merecemos,  qué vale lo que hacemos. Ese fue el espíritu en El salvador. Nosotras tomamos esa decisión.

La discusión fue dura porque se empezó desde la realidad. Se proponía a Patricia asumiera la coordinación, sin plata. Era el momento en que Petateras iba a ser absolutamente auto gestionada, no se tenía claro dónde conseguir dinero. Se organizó un equipo de gestión que actuó de forma beligerante. Margarita no ha sido Petateras pero estuvo en la comisión de gestión y le metió candela. Por eso se ha tenido dinero.

Patricia se sintió reconocida aunque se le estaba ofreciendo bajo salario y proyección salarial nada buena, pero estábamos reconociendo que no era justo, hubo un planteamiento de qué es lo justo lo que nos merecemos como salario. ¿Por qué soñar con nuestros objetivos políticos y no soñar con nuestra situación económica? No es que vamos a ser millonarias, que siempre vamos a tener salarios que nos merecemos. Tiene que tener con una valoración sobre todo de nosotras y si no se puede hacer es por otras condiciones.

Se propone mantener el techo de los dos mil dólares porque el criterio en El Salvador fue la coordinación de una iniciativa regional compleja y complicada. Para eso se amerita salario.

Estas discusiones son importantes, permiten valorar el esfuerzo del trabajo traducido en dinero, aunque cuando se trata de salarios hay cosas que no se pueden medir en plata, lo reconocemos las feministas. Eso permite negociar cuánta plata hay y cuál puede ser el salario.

El Fondo Global se atrasó el año pasado dos meses. Fue problemático. Yarman tuvo salarios porque Patricia se sacrificó, hay que reconocerlo, si no se convierte en una cosa altruista toda rara. 

 

Acuerdo 13

El salario tope que se merece la coordinación regional es dos mil dólares sin prestaciones.

Patricia explica que con los actuales recursos del FGW llega su salario hasta el mes de agosto. Quedan de $ 4,725 del salario no pagado a Yarman menos los gastos de reunión, un poco más de tres mil dólares. Propone destinarlos a salarios, septiembre-octubre, ganando 863 dólares.

¿Acordamos dos mil dólares, pero sólo alcanza para pagar 800? El espíritu de la decisión es que en la abundancia es lo que Patricia se merecería, pero no hemos llegado a eso.

 

Acuerdo 14

Garantizar el salario de Patricia como prioridad uno. El criterio de realidad es que tenemos que buscar más plata.

El proyecto ejecutado ya fue informado, las GFW tenían que rendir cuentas.

Patricia plantea además, decidir el destino de los nuevos los nuevos recursos que entregará el GFW. Hay que formular una nueva iniciativa. Se propone que la Coordinación formule una propuesta, tomando en cuenta las decisiones de esta reunión. Es importante la discusión política, así la Coordinación tiene elementos y los incorpora a una propuesta.

 

Se valora que si los recursos de GFW llegan antes de noviembre, se decidirá posteriormente qué hacemos. Hay que tener presente que sólo en salarios se gastará una parte.

Con relación al pago de pagar seguridad social, se recuerda que en El Salvador 2011 se convino que la misma la adquirieran por otros trabajos que hacían. Yarman se registró en el seguro en Costa Rica como trabajadora independiente.  Patricia tiene seguro por medio del programa de radio, le quedan dos años para la jubilación; tiene que llegar a un salario de dos mil dólares para una pensión decente. Para llegar a ese monto debe buscar otros trabajos, además de Petateras y la radio.

 

¿Qué hacer con comunicaciones?

Se retoma la discusión ya iniciada. Se había planteado que tiene que ser una Petatera la que estuviera en tal responsabilidad y que estuviera en comunicación con todas.

 

Acuerdo 15

Se define como línea de comunicación hacia afuera, un ejercicio de difusión, ciberactivismo en redes, conexiones con otras redes, otros espacios. Se requiere de un recurso humano de medio tiempo, por lo menos de medio tiempo para cumplirlo. Hacer ciberactivismo, alimentar la web, apelar a la Confluencia para lograr los materiales que necesitamos, hacer las interconexiones con otras, llamar por skype o por el fb o por otras vías, requiere tiempo.

La línea de comunicación está en el qué hacer de la Confluencia: divulgar, difundir imágenes emancipatorias. Además está en el cómo: visibilización de la cultura emancipatoria en los países, por meses e información mensual de cada país. Esto hay que organizarlo y convertirlo en productos comunicacionales. Que se realice en lo que queda del año. No pensar en otra cosa más.

 

Hace falta que alguien -medio tiempo- para la labor de comunicación. Si se envía a Patricia notas de prensa, la vamos a topar, ella hará gestión y si resulta exitosa, conseguimos recursos para hacer otras cosas, en la próxima reunión revisamos las cosas que nos hacen falta. Las acciones no tienen que ser grandes. Una vez se sacó en los periódicos centroamericanos un comunicado de Petateras o una red de radios centroamericanas. Son cosas más plausibles.

Se propuso que La Cuerda asumiera la labor de comunicación. Pero no pueden tomarlo porque  están en un proceso también de reformulación. Se opinó contratar una joven feminista a quien se podría pagar 300 dólares dado que está desempleada, pero se consideró que no era un criterio político, no era Petatera y no hay dinero.

 

Acuerdo 16

Proponer a Arlen Centeno asuma las comunicaciones con un monto de 400 dólares por medio tiempo, cumpliendo las tareas del listado, una vez entren los nuevos recursos de la GFW. Mientras tanto no, se contrata a nadie.

Necesitamos priorizar que la Coordinación gestione recursos. Cuando entre el nuevo proyecto, contratamos a una Petatera, ni empleadas ni consultoras.

Se menciona que todas hemos hecho trabajo para Petateras sin cobrar. Se propone que asumamos alguna tarea de manera voluntaria, analizando cuales serían tareas prioritarias de comunicación. Para no dispersar, una o dos personas pueden asumir de forma voluntaria.

Ana Cofiño se propone para asumir facebook de Petateras. Se compromete a subir informaciones de Guatemala.

María Suárez agrega que hay que distribuir la información ya comentada, en otras redes, en directorio; e incluir si no están, a organizaciones de mujeres, derechos humanos y a otros que les interese la información. Explica que hay que llamar la atención, decir aquí está el trabajo de Guatemala, de otro país. Esto es importante ya que la gente no siempre va a Petateras. Interesa les llegue la información.

Es un trabajo que se puede hacer entre varias, agrega. Puede funcionar porque estamos conectadas a distintas redes y a veces en las mismas. Hay facebook que son abiertos, se puede publicar directamente la información, quieren que publiques en su muro. A quienes no, se les pone mensajes en su Messenger, diciéndoles que pueden publicar eso.

María señaló que lo de los niños migrantes del desierto lo mandó a Petateras, a la lista de correos porque hay quienes sólo lee eso, lo publicó en Petateras, en redes de DDHH, le puso especial atención a Erika de Amnistía, a Human Right Watch, a Cindy de AWID, a Jazz, a Whola, a la Global, a Mam Cash, al Fondo de Acción Urgente. Esto es llamar la atención de gente que le puede interesar. En sus páginas están viendo el accionar de Petateras aunque no haya una acción directa de otro tipo. Cuando se les manda el informe ya saben lo que se ha hecho. Si hay información en nuestro facebook lo saben también quienes las financian. Considera que el trabajo en el Facebook se puede hacer voluntariamente hasta con cuando llegue el dinero o se revise el sobrante. 

 

Acuerdo 17

Ana Cofiño y María Suárez se responsabilizan voluntariamente del Facebook de Petateras, mientras asume la comunicadora.

 

Observatorio por una Cultura Emancipatoria

Las líneas de comunicación se relacionan con el Observatorio, que tiene una estructura, elaboración. Por eso se puso como punto de agenda qué vamos hacer con el Observatorio.

Se comenta que el Observatorio tenía un estrecho vínculo con Mar de Cambios como la posibilidad de profundizar el Observatorio, la cultura emancipatoria. Se pregunta si Roxana -encargada de coordinarlo- va a seguir y cuál es el plan que habría.

La estructura definida para viabilizar el Observatorio, era que Roxana Arroyo facilitaba y se incorporaba una delegada por país en una comisión. Quien que facilita el Observatorio trabaja con un equipo. La retroalimentación es responsabilidad de todas.

Roxana sistematizaría la propuesta discutida en Nicaragua y en varias sesiones de la Comisión de Acción Política (Observatorio). Ella presentó la metodología del Observatorio en Mar de Cambios, organizó metodológicamente dicho evento, para lo cual se contrató puntualmente.

La pregunta que se comparte es si en la nueva estructura necesitamos una comisión de observatorio. Se manifiesta que le estamos dando vuelta al esquema, tratando de darnos seis meses para revisar. Se propone asumir todas el Observatorio, la responsabilidad como debe ser. En este momento no se necesita una comisión, lo puede facilitar Patricia. Si no funciona lo valoramos dentro de seis meses, sí tenemos que tener coordinación porque no estamos alimentándolo en una construcción colectiva.

 

Acuerdo 18

El eje de nuestra acción política y comunicacional es la cultura emancipatoria. No vamos a dejar de hacer pronunciamientos, apoyos y acciones particulares. De aquí a marzo lo central de la Confluencia es el Observatorio, visibilizarlo, materializar la cultura emancipatoria, la comunicación, todo orientado hacia eso. Eso es Mar de Cambios en este momento, esa es la escuela en cultura emancipatoria.

 

Acuerdo 19

Realizar un encuentro de Petateras en 2015 en El Salvador y socializar acciones emancipatorias que se han desarrollado/recopilado en los territorios, dar cuenta de las expresiones emancipatorias que hemos impulsado en cada país.

Se preparará documento que recupere objetivos, intencionalidades y el proceso, que incluya todas las decisiones, reflexiones.

 

Acuerdo 20

Aclarar, ratificar a quien sea necesario que el Observatorio de Cultura Emancipatoria es importante, fundamental, de procesos y es lo que queremos hacer. No vamos a dejar de hacer acciones urgentes ni observatorios puntuales, en aquellos países donde se necesiten frente a situaciones o convocatorias urgentes.

 

Acuerdo 21

Encuentro o acción regional, marzo 2016. Procurando que en los países -de acuerdo a las realidades-, se hagan eventos locales. Puede ser una actividad cultural o una actividad tipo seminario, para debatir cómo hacemos la cultura emancipatoria.

Este encuentro será para compartir las manifestaciones de cultura emancipatoria. Juntarnos con otras feministas y reconocer dónde está esa cultura que decimos que ha emancipado y que está emancipando a las mujeres. Todo evento tiene eventos previos, más reducidos, para calentar motores. 

 

Lo que vale es tener sentido de oportunidad. Proponer la recuperación de las transgresiones y lo que en el marco de la cultura emancipatoria se ha construido. Varios ejemplos:

  • Colocar la frecuencia Petateras en todas las cosas. En la Alianza Feminista, tenemos la publicación de la propuesta de asamblea, que tenemos que presentarla en Guate y en otros lados. Tendría que ser un insumo para la cultura emancipatoria, si no se nos vuelve otro trabajo más.
  • En el Encuentro Nacional Feminista en Nicaragua, las mujeres comenzaron a compartir. En los países tenemos oportunidades de dónde incluir la intencionalidad que tenemos como Petateras.
  • Se hizo también en el Caribe Sur, Costa Rica, fue lindísimo porque terminaron las feministas de la agenda política trayendo la manta que habían hecho las mujeres del Caribe en el movimiento contra el TLC. 

 

Acuerdo 22

Liduvina, Ana y Paula trabajarán en las experiencias que queremos documentar, dar cuentas y en proceso, para el encuentro.

En Guatemala, el año entrante habrá elecciones, va a ser necesario un Observatorio. Queda planteado un observatorio puntual para 2015 en Guatemala.

Es buena la experiencia de las hondureñas. Sería interesante, por ejemplo, un observatorio de las resistencias de las mujeres en la Puya, San Marcos. La lógica es hablar de las respuestas que estamos haciendo como feministas. Conversar con las mujeres. Tiene que ver con el sistema, un marco de elecciones aunque se tenga una posición crítica y no se participe. 

Al respecto se formularon varias reflexiones:

  • El proceso electoral genera dinámicas que afectan directamente los trabajos comunitarios, incrementa la militarización porque aquí militarizan los territorios para evitar cualquier reacción. Las mujeres se encuentran en situaciones de riesgo, aunque las mujeres no estén participando, algunas sí. Genera dinámicas diferentes. Nosotras tampoco observamos las elecciones sino qué estaba sucediendo con las mujeres, cómo estaban construyendo sus propias resistencias, en ese contexto, que marca y polariza y causa más conflictos, los conflictos están más presentes.
  • En el Caribe Sur, con las mujeres y la comunidad usamos las elecciones. Todo mundo decidió por quién votar, todo mundo en partidos distintos, en Costa Rica todo mundo vota, yo era la única que no votaba y terminé votando. Usamos las elecciones para crear conciencia y hacer un tejido del foro que estuviera por encima de las opciones partidarias, para que no nos dividiera, que pudiéramos hacer un ejercicio de construir un tejido político alrededor del eje que nos unía y llevar ese eje a los partidos.

Si ustedes conversan con las mujeres eso es importante porque si cada vez que vienen elecciones nuestros movimientos se dividen en las comunidades por los partidos políticos, estamos cagadas. Eso para mí es una expresión de la cultura emancipatoria respecto a esa cultura política de andar votando y creyendo que ahí vamos a resolver las cosas. Eso lo hicieron las Garífunas también, no dividieron por partidos. En Honduras era distinto porque los movimientos de resistencia estaban con Libre y los que no iban a votar. Cada país tiene sus particularidades.

 

Acuerdo 23

Las petateras de Guatemala discutirán y presentarán la propuesta de un observatorio puntual para 2015.

 

Acuerdo 24

No hay comisión de Observatorio por una cultura emancipatoria porque es una tarea central de todas.

Se comenta que para el día 23 estaba convocado un paro nacional maya. Anunciaban que iban a tapar San Lucas y tienen que salir temprano para sus viajes.  Se comparte que paran el tráfico y dejan circular, toda la gente ve la demanda.

En Antigua, mes y medio atrás, se hizo un paro con la Red de Violencia, llegaron de El Salvador, Honduras, Nicaragua. Se pusieron frente Santo Domingo y como ocupaban espacio y llamaban la atención, la gente que entró les hacía señales. Con consignas decían que la militarización es un acto de incompetencia, un montón de consignas que usan en Nicaragua y en El Salvador y la cobertura de medios fue buena.

 

Acuerdo 25

Reunión de Petateras en la tercera semana de febrero 2015, con recursos de cada una. Así se tendría unos seis meses de acción y balancear, cómo va lo de los observatorios, cómo funcionaron los acuerdos.

 

Manejo de recursos

Se planteó que se abordara el manejo de los recursos que van a venir porque es delicado y mejor curarse en salud, tomar decisiones. Cualquier decisión que se tome, sea una decisión de este grupo y que la Coordinación tenga el apoyo de este grupo.

 

Se propone que en la gestión de recursos sumen otras, además de María. Es problemático que la misma persona sea la coordinación y maneje los fondos. La concentración puede significar hasta reparos y comentarios que pueden afectar. Que se aclare y se debata cómo se va hacer porque siempre tener una organización que administre los fondos es una garantía. No parece práctico que sea una organización que está en Costa Rica porque a veces se necesita ejecutar fondos y que estén a mano. 

 

Se pregunta cómo se han estado ejecutando los últimos fondos, dónde están, quién firma las cuentas, quién las maneja. Si la Coordinación ejecutas fondos, los tiene, firma los cheques, ejecuta, entrega informes y toma las decisiones es jodido. Cómo transparentar más y organizarlo, aunque 20 mil dólares sea una cantidad pequeña.

 

Patricia comparte cómo ha venido dándose la administración de los recursos:

  • Los siete mil dólares para el viaje de Turquía los recibió AMS, El Salvador lo administro e hizo un informe financiero. Nosotras hicimos el narrativo y se envió.
  • Hivos, la sede está en Costa Rica, la comunicadora de la Confluencia también, la Fundación Justicia y Género fue una de las que se propuso para administrar fondos en la reunión de Nicaragua. Además Hivos pedía no abrir una nueva cuenta sino entregar el dinero a una de las organizaciones que ya eran su contraparte, lo cual permitiría hacer solamente un adéndum. Los fondos de la reunión de Managua 2012, se administraron por esta Fundación. 
  • Los recursos del FAU para apoyar a las Nabe Buglé en Panamá, los administró AMS e igual con lo de la GFW, también entraron a AMS en 2012.
  • Mar de Cambios lo apoyó HIVOS. Los administró la Fundación Justicia y Género por las mismas razones. Facilitaba que el dinero fuese entregado a la cuenta de la Fundación. Por Patricia no han pasado reales. De ahí se les mandó recursos al Centro de Derechos de la Mujer de Honduras para que se ejecutaran en Mar de Cambios.
  • El FAU entregó los fondos a AMS y AMS los administró.
  • El único recurso que la Coordinación ha administrado directamente es el último desembolso del GFW, 20 mil dólares utilizados para salario de Yarman y Patricia. Razones: No se conocía a nadie de AMS y una contadora que se fue no dejó toda la información, no es que se llevara dinero, como no era su trabajo institucional, nunca se le pagó como contadora, tuvimos que ordenar los datos para el informe financiero. Tomando en cuenta lo anterior y que tener el dinero en El salvador nos ha costado 50 y hasta 150 dólares de pago por transferencias, que no se hacen por bancos porque es más caro, se hacen por Western Unión, dijimos le estamos dejando dinero a la Western. Preguntamos a GFW si podíamos traer el dinero directamente a Nicaragua, a una cuenta de Petateras de Nicaragua con el Fondo Centroamericano de Mujeres (FCAM dio para capacitaciones con defensoras de DH e hicieron la gestión en el banco, se abrió una cuenta). Con Yarman implementamos varios mecanismos para su pago: nos veíamos, le mandaba con alguien conocido, entre otros.
  • Los demás recursos han administrados AMS y la Fundación Justicia y Género.

Se pregunta si puede Petateras nicaragüenses abrir una cuenta a su nombre, porque en Honduras no se puede si no tenés personalidad jurídica. Se aclara que se hizo con el respaldo del Fondo Centroamericano. Firman la cuenta Evelyn Flores y Patricia Orozco.

 

Patricia ha compartido dicha información con algunas integrantes de la Comisión de Gestión, con Roxana, Yarman. Falta es un mecanismo donde pueda consultar ágilmente a un grupo de Petateras esas decisiones de pasar de una cuenta a otra.

 

Se propone como mecanismo excepcional nombrar un referente en cada país, donde la Coordinación les consultarle cosas que tengan que ver con finanzas y las cuentas, cuando no estamos reunidas. Esto es parte de otra transición, para amarrar mecanismos que nos permitan con fluidez hacer las cosas como las queremos hacer y bien hechas.

Se propone volver a la Comisión de Gestión, un rol en el que María Suárez se ha desempeñado muy bien e integrar una compañera más, para no tener que hacer una consulta tan grande. María y otra que decidamos. Las consultas se hacen a la Comisión y camina. Por unanimidad se elige a Gilda María Rivera.  

 

Acuerdo 26

Restablecer la Comisión de Gestión para asuntos de finanzas y administración de recursos, integrada por María Suárez, Gilda Rivera y Patricia Orozco.

 

Festivales de Actoras de Cambio

Se plantea que en el corto plazo queda pendiente si como Petateras acompañamos a Actoras de Cambio en los Festivales del tres y cuatro de julio y del 25 y 26 de julio en Chaculá. El 23 de julio, en la capital guatemalteca se hará primero una conversación con sobrevivientes de Colombia, Argentina, Mozonte, México, se hará un espacio cerrado para un intercambio. Después un foro público, para cerrar con toda la gente y al día siguiente salir para Chaculá al festival comunitario.

Colombia participará en el Festival. Se propone participar como Petateras. María Suárez comparte que el año antepasado el festival fue impresionante la presencia de Petateras y el aprendizaje con las compañeras. Fueron a Barillas y a La Pulla. No ha terminado la memoria de Actoras de Cambio. Petateras hizo una memoria, está circulada. Todos los observatorios han sido riquísimos, pero ese fue espectacular. No se hizo el encuentro en Barillas por otras razones, pero haber ido allá y hacer una reunión en su lugar, fue espectacular. La gente se botó en llevarlas hasta la orilla. También la Pulla. Valora que hay que hacer acompañar ese proceso por lo que aporta a las mujeres y el acompañamiento que significó la presencia de Petateras.

Paula del Cid agrega que la continuidad fue la caravana de solidaridad de las mujeres que hicieron a principio de año. Fueron como 80 mujeres de Petén, quienes salieron dos días antes para poder llegar hasta allá. Esa actividad también fue posicionar a las mujeres actuando en ese lugar, súper jerárquico masculinamente hablando. Llegaron hasta Barillas, hicieron una caravana de solidaridad. También se hizo junio del año pasado. Les pidieron que llegaran, el movimiento social de Tezolotlán, en Cobán, para mostrar su solidaridad. No se dan abasto. En el encuentro de Jalapa -es lo que han estado haciendo-  llegaron y le dijeron a la comunidad que son parte de la misma, que están ahí y que no pueden invisibilizar a sus compañeras, aunque con distintos niveles de empoderamiento.

María Suárez valora que hay que conectarlo para conseguir recursos del Fondo de Acción Urgente a menos que haya otras prioridades. A partir que estuvo en Sonora, en lo de los niños, la tiene impactada, se dio cuenta de lo que está pasando con Colombia. Las redes de narcos están buscando convertir las fronteras de nuestros países en el lugar donde se va a producir amapola para la heroína, no la marihuana, a gran escala porque están sacando a la gente masivamente. La colombianización le llama.  Considera que es una nueva dinámica. Una cosa es el tráfico, trasiego, otra es la producción masiva y descarada, porque están comprándole las tierras a la gente y obligándolos a dárselas.

Actoras de Cambios, que tiene planteada la llegada de colombianas, pudiera hacer una actividad especial con ellas con respecto a cómo han manejado eso. Tienen experiencia como movimiento, recuperar su experiencia con respecto a sus luchas en un país ocupado para la producción de droga. El Fondo de Acción Urgente lo financiaría y a nosotras nos urge tener esa perspectiva y las colombianas han resistido, han crecido, se han desarrollado en eso. Tenemos que conocer la experiencia antes que se nos venga esa vorágine

La propuesta es tener recursos y hacer un intercambio que sirva, tener recursos para que pueda venir gente de Petateras a acompañar ese proceso del festival, es fundamental. Ahí es donde están comprando las tierras los productores de amapola, toda la frontera desde San Marcos hasta Petén que es donde más se ha estado produciendo.

El tiempo es corto pero Acción Urgente brinda apoyo en dos semanas, si te da. La invitación ya está hecha. Propongamos organizar un espacio especial con las colombianas y las mesoamericanas, las que puedan llegar de Petateras, para un intercambio de recuperar su experiencia, de desarrollar sus luchas en un país productor de la droga.

 

Acuerdo 27

Hacer una gestión ante el Fondo de Acción Urgente para participar en el Festival de Actoras de Cambio y realizar el intercambio con las colombianas.

Paula del Cid comparte que estuvo en Nicaragua y Luz Marina Torrez le planteó que se realizaría un encuentro en septiembre de derechos sexuales y reproductivos. Patricia aclara que la información ya fue socializada en Petateras. Paula señala que la invitan como Cuerda y como Petateras.

La reunión fue interrumpida por una situación personal que enfrentaron la hija y el hijo de Liduvina, de asalto en su casa. Se llamó a la policía. Luego se aclaró que la acción delincuencial era en una casa vecina y llegó la policía.

 

Final del día II, domingo 22 de junio

 

Patricia propuso hacer un audio y una foto para compartirlo con las otras, de cómo nos sentimos, cómo desarrollamos la agenda.  (La foto no se adjunta porque la misma estaba en el iphone que Patricia tenía y le robaron en Cuba)

Liduvina MéndezFue una reunión donde compartimos diferentes puntos de vista y un análisis acerca del momento en el que estamos. También tomamos acuerdos importantes para seguir tejiendo el petate.  Las esperamos para seguir tejiendo el petate. Este petate tiene que ser fortalecido con sus vidas, con su presencia, con nuestras experiencias.

 

Gilda Rivera, HondurasMuy contenta de haberme aventado ese largo trayecto por bus desde Honduras porque han sido dos días intensos, los valoro muchísimo.

Debate desde el día que llegamos, en la noche la acogida de las compañeras de Guatemala, la bella casa en la que estamos, sólo entrar en la casa para mí significó otra cosa. Bellísima casa, cada rincón bellísimo y las compañeras guatemaltecas. Aquí ya estaba Patricia Orozco y fue súper cálido. Desde esa noche las primeras conversaciones, al día siguiente los debates de los contextos, donde encontramos similitudes que nos están golpeando como mujeres como feministas, como parte de una resistencia.

Un punto común: nuestras fuerzas, resistencias, transgresiones, son mucho más fuertes que lo negativo, y a eso le estamos apostando, a fortalecer este petate, seguir en este proceso de fortalecimiento, con nuevas ideas y muchos ánimos, esperanzas. Las esperamos. Las extrañamos muchísimo. Se perdieron ricos platanitos, frijolitos, chuchitos.

 

Emely Flores, El SalvadorHa sido una experiencia súper bonita, volver a renovar nuestros compromisos y renovar nuestras intencionalidades, que de repente se nos pierden. Volver a leer y encontrarnos, escucharnos, conocernos cada vez más y conocer esas expresiones de cultura emancipatoria en todo el territorio. Eso nos permite renovar nuestras esperanzas, que como lo veníamos conversando, se nos diluyen en el día a día y en el accionar. Un encuentro bonito encontrarnos en este espacio y construir juntas. Les extrañamos, necesitamos también su apoyo.

Ratificamos nuestro compromiso de seguir adelante con este proyecto que siempre ha sido nuestro. Como Petateras, que también se ha caracterizado por inventar palabras nuevas, no sé si esta es inventada, pero les dejo de tarea que averigüen qué son los emolumentos, lo que sí sé es que todo mundo quiere un buen emolumento.

 

María Suárez, Costa RicaSinceramente venir a Guatemala ha sido como siempre lo es, un momento de reflexión y como dice Liduvina, de filosofar cuando no sabes ni qué decir sobre lo que está pasando en Guatemala. Es un chiste que después les puedo contar por facebook para que vayan después a conectarse.

Ha sido bonito estar aquí otra vez con las Petateras. Estas Petateras -como le decía esta mañana a las señoras de la casa donde nos quedamos- son como caja de pandora porque a veces no sabemos exactamente a qué venimos, pero siempre encontramos el camino, increíble, y eso es lo que me impacta y siempre es un camino afirmativo, donde la capacidad de transgresión y de construir tejido social emancipatorio de las mujeres, que se expresa en las que vinimos y en las que no han estado aquí. La acogida de Ana Cofiño, el papel de Patricia y de todas las que estamos aquí.

Las extrañamos mucho, sobre todo a Roxana que se iba a conectar por internet y vieras que Ana Cofiño tiene una sola computadora aquí, y anda diciendo que lo virtual y que no sé cuanto. Te voy a llamar por teléfono para explicarte lo que pasó y al resto de las compañeras también muchísimas gracias. Sí definimos lo virtual como una cuestión de proyección y Ana Cofiño está de acuerdo, o sea, las Petateras seguimos convenciendo a la gente de que hay cosas que sí podemos hacer cosas aún en los espacios cabroncísimos.

 

Gilda Parducci, El SalvadorAl final de esta jornada me doy cuenta de la capacidad que tenemos en Petateras de re-encontrarnos justamente en los puntos en común y respetarnos las diferencias. Para mí es unas de las cosas más fundamentales sobre todo en los grupos de carácter Mesoamericano; y me da ánimos porque muchas veces cuando nos encontramos con diferencias más bien las marcamos. Sentí que hubo una manera -con mucha inteligencia emocional e intelectual- de haberlas asumido como tales. Imagínense ustedes como nos sentimos, con un compromiso más fuerte y quisiera realmente focalizar en este aspecto mi mensaje: el compromiso que tenemos que hacer de parte de todas porque no es solamente un compromiso por venir a estas reuniones, que sería lo ideal, pero sí un compromiso para que en el día a día nos estemos conectando con esta idea, es una conducta emancipatoria estar en el día a día pendientes de qué es lo que estamos haciendo desde las Petateras y cómo podemos poner ese granito de arena porque de granito en granito es que hacemos los grandes cambios.

 

Paula Del Cid, Guatemala: Tenía mucha expectativa de la reunión. Un aprendizaje de cada una, tener la oportunidad de tener una perspectiva regional de lo que sucede, pero también de lo que hacemos, cómo resistimos, cómo encontrar los hilos de la emancipación, visibilizarla, cómo vamos haciendo las cosas desde posibilidades que cada una tiene. Me encantó haber estado estos dos días aquí, con todas las compañeras resonando los nombres y todas las ideas de las que no están, también estuvieron muy presentes, también la manera de cómo compartieron la memoria histórica de Petateras, la manera en que María tiene en hilar las reflexiones con la historia, la memoria.

He aprendido mucho de cada una y esto que decía Hilda cómo encontrar, en qué podemos estar unidas con los contextos distintos y nuestras maneras de pensar distinta, la sabiduría de encontrar esas cosas que nos permiten identificar hacia dónde avanzar; y sobre todo que me imagino a Petateras como un lugar donde podemos reflejar toda esta cuestión, el tejido social emancipatorio que se está dando ya, me encanta.

 

Ana Cofiño: A partir de que hubo cambios y que Yarman salió, que Patricia mandó una carta de terrorista dándole jaque mate a Petateras, se confirma la voluntad no sólo de las que estamos sino de todas ustedes de seguir como Petateras. Me hace sentir bien contenta y orgullosa que no lo dejamos ahogarse. Que compañeras como Patricia, Hilda Rivera, las salvadoreñas y María, todas se vinieron con sus recursos y estamos aquí. Eso también es un salto cualitativo político para nosotras, no sólo es la reafirmación de lo que se ha hecho sino la voluntad de que vamos a seguir y vamos a seguir con lo que hemos venido haciendo pero incorporando todas las experiencias que nos han hecho seguir madurando.

Para borrar un poco lo que dijo María, que no me gusta lo virtual, pero sí insisto en la importancia de mantener el contacto físico, afectivo y humano, táctil entre nosotras y estamos viendo de qué manera nos volvemos a reunir, así que vayan preparándose para el próximo encuentro.

 

Patricia Orozco: Tengo mucho que agradecerles a todas, a las presentes y a las que no pudieron estar aquí porque Ana dice una verdad, también soy cibernética pero también soy tocona, me gusta tocar a la gente y creo que necesitábamos tocarnos, encontrarnos, hablar, discutir, concertar, discrepar, todo eso a lo que estamos acostumbradas a hacer en Petateras. Invito, como Ana Cofiño, a prepararse a las que no estuvieron esta vez, que recojamos los rialitos para encontrarnos en febrero 2015 en El Salvador. El reto fue muy bueno, traer la memoria histórica y traer elementos que van a potenciar nuestro trabajo con las nuevas ideas, nuevas perspectivas. Eso tenemos que hacer, trabajar como lo hacemos todas las petateras, seguir apostando a ese tejido emancipatorio. Gracias a todas. Personalmente necesitaba este momento.